Local

Marta, sin rastro y vuelta a empezar

Finaliza la búsqueda en la finca Majaloba sin rastro del cuerpo de la menor sevillana de 17 años asesinada en enero de 2009. El padre de la joven se muestra convencido de que su hija está “en la carretera” que une la capital hispalense y La Rinconada .

el 10 oct 2013 / 23:42 h.

TAGS:

El padre de Marta del Castillo ha seguido los trabajos durante los tres días junto a la excavadora y los agentes de la Policía. / EFE El padre de Marta del Castillo ha seguido los trabajos durante los tres días junto a la excavadora y los agentes de la Policía. / EFE   Otra vez vuelta a empezar tras la séptima versión de Miguel Carcaño. El dispositivo de búsqueda que la Policía Nacional ha desarrollado en la finca Majaloba de La Rinconada finalizó este jueves sin rastro del cuerpo de Marta del Castillo después de tres días en los que se ha excavado en numerosos puntos marcados por el georradar y coincidentes con una tubería. La policía ha inspeccionado el lugar durante más de 26 horas en tres jornadas, siguiendo la última versión ofrecida por el asesino confeso aunque la búsqueda no ha tenido resultado. Durante la jornada, que dio comienzo a las 8.00 horas, la policía abrió agujeros de aproximadamente un metro cuadrado cada seis metros de longitud, a lo largo de la extensión de una tubería de poco más de 700 metros de longitud que fue colocada en la finca para la canalización del agua en enero de 2009, cuando sucedió el crimen. La policía seguirá trabajando en la búsqueda del cuerpo de la joven sevillana, asesinada el 24 de enero de 2009, y valorará los resultados obtenidos en esta búsqueda y qué opciones hay a partir de ahora, informaron fuentes de este cuerpo de seguridad. El padre de la joven, Antonio del Castillo, ha seguido los trabajos durante los tres días junto a la excavadora y los agentes de la Policía, mientras que el abuelo, José Antonio Casanueva, no ha entrado en la finca pero se ha dedicado a atender a los numerosos medios de comunicación desplazados hacia el lugar. A lo largo de la búsqueda, la esperanza se transformaba en desesperanza y el ánimo en desaliento. Todo empezaba a ser para nada, a pesar de las esperanzas depositadas en el georradar, aparato que analizó el terreno del maizal en dos ocasiones, en verano y en septiembre. De hecho, la celeridad en comenzar los trabajos, que contaron incluso con agentes a caballo y un helicóptero, hizo pensar que se estaba cerca de hallar lo que tanto se ha buscado. Los dos puntos principales que había marcado el georradar (que rastreó la finca en dos ocasiones) y otros lugares aledaños fueron descartados ayer después de que se excavara en ellos durante los dos primeros días sin resultados, por lo que se comenzó con una nueva línea de trabajo basada en las zonas de control de fugas de la tubería, que tampoco ha dado hoy ningún fruto. Ante esta situación y tras vivir unos días de esperanza por encontrar por fin el cuerpo de su hija, Antonio del Castillo aseguró a los periodistas que volvieron a darse cita ayer en Majaloba que no van a “tirar la toalla” y opinó que el asesino confeso, Miguel Carcaño, “se guarda algo” respecto a la última versión que contó a la policía (la séptima), en la que dijo que era en esta finca donde estaba enterrado el cuerpo. Así, se mostró convencido de que el cuerpo de su hija se encuentra “en la carretera” que une Sevilla con La Rinconada y añadió que se ha buscado “en el sitio adecuado pero no en el momento adecuado, que habría sido cinco años atrás”. Además, aseguró que es el hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, el que tiene que señalar el lugar en el que se encuentra el cuerpo de la joven. Antonio del Castillo admitió no obstante estar “decepcionado” porque “es penoso” que no haya aparecido “después del trabajo que se ha hecho”. En cualquier caso, afirmó que tiene “la promesa” de la Policía Nacional de que seguirán buscando el cuerpo de su hija, aunque desconoce “lo que harán ahora”. De hecho, indicó que cree que volverán a revisar el caso para empezar, “no de nuevo”, otra línea de investigación. “A lo mejor no es la finca [la que Carcaño señaló en su última declaración] porque la carretera tiene diez kilómetros desde Sevilla a La Rinconada”, explicó, al tiempo que afirmó que “sólo” espera que encuentren el sitio. En esta línea, aseguró que le cuesta creer que no sea éste –el entorno de la finca Majaloba– el lugar exacto que Miguel Carcaño señaló “porque todos los indicios coinciden con esta finca”. De hecho, aseveró que la Policía “tiene muchos datos y fotografías aéreas” que señalan este lugar. El problema, dijo, es que “no hemos sido capaces de encontrarla” y, aunque “se da por finalizada la búsqueda en Majaloba, no he escuchado que no se buscara más aquí”, afirmó. Respecto al informe del georradar, admitió que “algo ha fallado”, si bien añadió que el informe ha dado “indicios de lo que pueda haber” bajo tierra “pero no dibuja un cuerpo”. La madre, Eva Casanueva, prefirió seguir las búsquedas desde casa, mientras que el abuelo, José Antonio Casanueva, volvió a demostrar la templanza y paciencia de la que hace gala, atendiendo a los medios de comunicación durante estos tres días de búsqueda sin descanso.

  • 1