sábado, 20 abril 2019
22:08
, última actualización
Cultura

Matilde Coral: "Me merezco ser Hija Predilecta de mi tierra"

La bailaora fue ayer homenajeada en la II Feria Flamenco y Moda que organiza la Diputación provincial en su patio.

el 04 mar 2011 / 16:16 h.

TAGS:

Con la voz entrecortada provocada por la emoción y la alegría del homenaje que recibía en la II Feria Moda y Flamenco de la Diputación, Matilde Coral puso una vez más en pie al público entre aplausos. "Bailar, querer mucho a mi marido y criar hijos. Es lo único que he hecho en mi vida", resumió atinada; por supuesto, haciendo gala de su sevillanía entre ademanes flamencos. "Me siento la andaluza más grande del mundo", se justificó.

Y aunque encantada con el tributo, a su edad demostró que no tiene pelos en la lengua, dejando un recadito: "La próxima vez que venga a esta casa, espero hacerlo para recoger algo que me merezco con toda mi alma: ser Hija Predilecta en mi tierra, porque lo he dado todo por ella. Esa medalla me la tiene que dar, desde aquí se lo digo señor Villalobos". Genio y figura.

El marco del agasajo lo puso la II Feria Flamenco y Moda, que arrancó ayer y durará hasta mañana en el Patio de la Diputación -entrada gratuita-, convertido para la ocasión en zoco con expositores de la provincia, como el de Patricia Vázquez de Bollullos de la Mitación, que diseña originales abanicos, pendientes y peinetas cuyos precios oscilan entre los 6 y 15 euros, por 10 y 36 los abanicos.

Si vamos al expositor de Gelves, además de ver a Julia creando in situ pendientes, nos informaremos de que en su propia tienda realiza cada viernes talleres para enseñar a elaborar peinetas y pendientes.

Y si al visitar la feria escucha el resonar de unas castañuelas, verá que quien las toca es Juan Vega, que desde los siete años se dedica a confeccionarlas artesanalmente. "Utilizamos materiales inorgánicos que tienen la belleza de la madera y el sonido de la fibra", cuenta.

Por supuesto, no faltan los trajes de flamenca. José María Pérez, de Gerena, muestra unos preciosos vestidos cuyos precios rondan los 350 euros, "mucho menos que en la capital porque en Sevilla lo que estás pagando es la firma", argumenta.

La tarde estuvo protagonizada por la actuación de Amigos de la castañuela y por los desfiles de firmas como Arte y Compás (Pilas), Carmen Jarén (Lebrija) o Margarita Freire (La Luisiana), entre otras.


 


  • 1