lunes, 18 febrero 2019
17:06
, última actualización
Economía

«Mercasevilla es una batalla política. Estamos muy tranquilos»

Infraestructuras e internacionalización -«son tiempos complicados para España»- se erigen en las estrategias de una compañía ya consolidada en Polonia y que quiere entrar en Rumanía, México, Marruecos y Brasil

el 18 jul 2010 / 20:52 h.

El directivo se pronuncia abiertamente respecto a los temas de actualidad, incluso sobre las cuestiones polémicas.

-¿Qué estrategia ha concebido Sando para afrontar la crisis y encarar el futuro?

-Seguir potenciando la actividad principal, que es la infraestructura, en los mercados donde hay trabajo y compensar fuera la reducción de actividad en España. Estamos consolidados ya en Polonia, con una cartera de trabajo de unos 400 millones de euros, y estamos ofertando en otros países, como Rumanía, Marruecos y México, y nos estamos preparando para hacerlo en Brasil. Son tiempos complicados en España, hay que salir fuera.

-¿Y la internacionalización permite esquivar la crisis?

-Sí. El objetivo, que vaya bien nuestra actividad principal, la de infraestructuras, que supone un 60% de la cifra de negocios. El otro 40% se reparte entre la actividad inmobiliaria, con el 18%, materiales de construcción, concesiones y medio ambiente.

-¿Las concesiones crecen?

-Su problema es que no se licita nada. Van a potenciar la colaboración público-privada tanto la Administración central como la andaluza. De momento, nada.

-¿Y será fructífera tal colaboración?

-Habrá que ver cada proyecto. No hay todavía información detallada al respecto. Hay que esperar. Eso sí, si la banca no apoya esto, no será viable.

-¿Cuáles fueron las grandes cifras de Sando el año pasado?

-Nuestra cifra de negocios alcanzó los 863 millones de euros y la plantilla media fue de 2.096 personas.

-¿Cuáles son los proyectos de infraestructuras más relevantes en los que el grupo está inmerso, ejecutando?

-La segunda pista del aeropuerto de Málaga, los túneles de Sorbas de la Alta Velocidad a Almería, la desaladora del Campo de Dalías, otro tramo de Adif en Gerona, también en la línea que va a Extremadura y tres tramos en Valencia, ya rematados.

-¿A cuánto asciende la cartera de trabajo?

-Su valor ronda los mil millones de euros. En principio, en torno a dos años de trabajo, si es que no se dilatan los plazos.

-¿Cómo va el proyecto inmobiliario del nuevo barrio se Santa Bárbara en Sevilla?

-Estamos muy preocupados. Gaesco ha informado de que el dinero de los sistemas generales [convenios urbanísticos] se lo va a gastar el Ayuntamiento de Sevilla en otras cosas.

-¿Paralización?

-Una paralización o al menos un retraso hasta que se recupere el dinero y se gaste en los sistemas generales [por ejemplo, acondicionamiento del suelo y la zona], puesto que para eso la Administración lo ha cobrado. Son seis sectores, el sector uno está ordenado y podríamos empezar en cualquier momento con las obras de urbanización. Después de esa noticia, habrá que aclarar muchas cosas.

-Durante toda la polémica sobre Mercasevilla y el proceso judicial, habéis mantenido una actitud callada y bastante prudente.

-No hemos querido seguir alimentando lo que consideramos que es una batalla política. Estamos muy tranquilos con el proceso judicial y no queremos interferir en él. Se hace daño a la marca, a la empresa. Nos hemos puesto a disposición de la juez y hemos colaborado en todo lo que se nos ha solicitado. Y no tenemos más que enredar en ese asunto.

-¿Ésta es la peor polémica que habéis atravesado?

-Es la peor y con diferencia. No soy consciente de haber pasado otra igual.

  • 1