miércoles, 21 noviembre 2018
20:10
, última actualización
Deportes

Mientras hay vida, hay Sevilla

El equipo de Míchel, con dos goles de Manu y otro de Jesús Navas, se reencuentra con la victoria y sigue luchando por los puestos europeos tras ganar al Racing (0-3).

el 22 mar 2012 / 21:01 h.

Perotti intenta marcharse de Colsa y Diop.

Mientras hay vida, hay Sevilla. El equipo de Míchel sigue metido en la pelea por los puestos de competición continental tras derrotar al Racing con goles de Manu (dos) y Jesús Navas. La victoria, después de tres jornadas sin saborear una, fue tan merecida como trabajada, porque a este equipo no le sobran alardes.

Frente a un rival que intenta escapar del descenso, el Sevilla tuvo que exprimirse para poder sumar tres puntos de oro. Con todo, el Racing cayó con las botas puestas: no tiró la toalla ni cuando perdía 0-2 y jugaba con un futbolista menos por expulsión de Diop (minuto 79). Pese a ello, en un partido de toma y daca continuo, el Sevilla fue superior, dispuso de más ocasiones de gol, supo jugar mejor sus bazas y, sobre todo, demostró capacidad de reacción tras el enésimo toque de atención a la plantilla.

Pero todo esto servirá de poco si no tiene continuidad. El próximo lunes, el Sevilla visita al Granada y estará otra vez obligado a ganar. Sólo a base de triunfos podrá luchar por una plaza de competición continental. En estos momentos, las de Europa League quedan a cuatro puntos; las de Liga de Campeones, a ocho. Faltan treinta por disputar y no hay nada dicho aún.

MÍCHEL TOMA MEDIDAS. Una de las lecturas que deja el partido de Santander es que a Míchel no le tiembla el pulso. De hecho, actuó tal como se presumía: sentó de un plumazo a Reyes y Rakitic por su bajo rendimiento e hizo lo propio con Kanouté. Luego, con el partido controlado en el marcador, les dio su sitio. Su aviso debe servir para que tanto ellos como el resto de jugadores den ese plus que se espera de ellos. Todo el mundo sabe que este Sevilla tiene carencias, que es muy mejorable, y está más que dicho. Esta vez, al menos, dio la cara, que no es poco.

Trochowski, Perotti y Negredo fueron tres de las cinco novedades -Fazio y Coke regresaron tras cumplir su sanción- que Míchel presentó en Santander. Hasta cinco cambios -casi medio equipo- respecto al que se enfrentó hace unos días al Barcelona. Ya lo dijo el técnico: aquí nadie tiene el puesto asegurado y el que se duerma, se queda fuera.

Esta vez, el Sevilla salió al campo con las pilas puestas. Entre los continuos toques de atención a los futbolistas y la debilidad del Racing, su juego mejoró. Gracias a ello, se fue al descanso por delante en el marcador. A la media hora, Jesús Navas cazó un rechace del guardameta local tras un disparo de Negredo y adelantó a su equipo.

El gol llegó instantes después de un clamoroso penalti de Mario al delantero madrileño que ni Clos Gómez ni su asistente castigaron. Increíble, pero cierto. Hasta entonces, los nervionenses sólo habían inquietado con un disparo de Trochowski -bien en tierras cántabras, implicado y trabajador- que atajó el portero y varias llegadas por banda que murieron en el área.

Lejos de hundirse, el Racing tiró de orgullo, se creció y comenzó a hacer daño; sobre todo, a balón parado. Primero, vio cómo el colegiado anulaba un gol de Christian tras el saque de una falta que peinó previamente un compañero. Luego, justo antes del descanso, apareció Palop. Lo hizo para evitar que Stuani empatara el partido con un nuevo cabezazo, tras otra jugada a balón parado.

Fue la cruz de los nervionenses, incapaces de impedir los remates. Como ya es costumbre, el Sevilla necesita crear muchas ocasiones para marcar, mientras que los rivales hacen gol o lo rozan sin tanto esfuerzo. Al menos, esta vez se marchó a vestuarios con un preciado botín que luego supo administrar e incluso aumentar para poner fin a la historia del encuentro.

MARCADOR CORTO. La segunda parte fue del Sevilla por completo. Entre otras cosas, porque mató al Racing con el 0-2, a los 51 minutos de juego. Manu, en su clásica jugada de recorte entrando desde la izquierda hacia el centro, batió a Mario con la colaboración de éste. Y el Racing desapareció del mapa. Sólo quedó su orgullo, que no es poco, ante un Sevilla que llegaba con mucha facilidad.

Manu pudo ampliar su cuenta, pero estrelló el balón en el poste. También Reyes -participativo y con ganas de echar una mano- tuvo el 0-3. Como Negredo, Trochowski... El gol merodeaba el área local mientras Palop aparecía ante Diop en una de las contadas ocasiones del Racing. Y en éstas, Manu culminó su buen partido con el 0-3, fruto de una buena jugada de Jesús Navas.

Por este camino se puede soñar. Ahora, hay que darle continuidad.

Ficha técnica:

0 - Real Racing Club: Mario Fernández; Álvaro, Torrejón, Osmar, Christian; Munitis (Jairo, m. 63), Diop, Colsa, Edu Bedia; Adrián (Javi Martínez, m. 55) y Stuani (Babacar, m. 55).

3 - Sevilla FC: Palop; Coke, Fazio, Escudé, Fernando Navarro; Gary Medel (Rakitic, m. 65), Trochowski; Jesús Navas, Manu del Moral, Perotti (Reyes, m. 46); y Negredo (Kanoute, m. 81).

Goles: 0-1, m. 33. Navas. 0-2, m. 51. Manu del Moral. 0-3, m. 93. Manu del Moral.

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés). No pitó un clarísimo penalti de Mario sobre Negredo (32'). La expulsión de Diop es rigurosa y se ahorró tarjetas, como por ejemplo la segunda a Álvaro. Amonestó a Álvaro (25'), Fazio (41'), Fernando Navarro (43'), Trochowski (65'), Christian (68'), Osmar (72') y Torrejón (79).

Incidencias: Partido de la vigésima novena jornada de la Liga de Primera División disputado en los Campos de Sport de El Sardinero ante 13.998 espectadores.

 

  • 1