viernes, 14 diciembre 2018
05:59
, última actualización
Local

Miguel Carcaño: "Asumo que le di el golpe, pero yo no me llevé el cuerpo de mi casa"

Carcaño afirma que se inventó la violación para imputarle al menor más delito como venganza por implicar a su hermano

el 18 oct 2011 / 09:00 h.

TAGS:

"Miguel, ¿dónde está el cuerpo de Marta del Castillo?", preguntó el fiscal para cerrar su interrogatorio. "No lo sé", fue lo que contestó el asesino confeso de la joven, Miguel Carcaño, tras ratificarse en que mató a la joven de un golpe y que luego sus amigos se la llevaron en un vehículo a un lugar que él desconoce. "Asumo que le di el golpe, pero yo no me llevé el cuerpo de mi casa", dijo. Una operación en la que negó que estuvieran implicados su hermano y la novia de éste.

Miguel, que estuvo declarando durante dos horas y media, se ratificó en su última versión, aunque con leves matices que ayer cambió. El joven explicó, sin alterarse y sin desmoronarse en ningún momento, que cuando mató a Marta estaba solo en el piso con ella, donde estaban esperando al Cuco, con el que habían quedado a las 20.30 horas. Al entrar vieron que el hermano de Miguel, Javier Delgado, estaba "terminando de arreglarse para irse a trabajar al bar". Marta se dirigió entonces a la habitación de Miguel "porque no tenía feeling con mi hermano", mientras él se acercó para decirle que había llegado al piso con la chica. Cuando se marchó, salió y poco después estaba discutiendo con Miguel porque Marta le recriminó una serie de comentarios en internet y porque "quería volver conmigo".

"Estábamos entre el salón y la habitación, nos acaloramos y cogí un cenicero que había sobre la mesa del ordenador y le di un golpe", señaló Carcaño. "No me acuerdo cómo lo hice, pero se cayó al suelo, me asusté porque tenía un poco de sangre en la cabeza", señaló. "No tenía la intención de matarla, quería dejar de discutir porque estábamos muy alterados", indicó. Entonces llegó el Cuco, al que le contó lo sucedido y le pidió que llamara a Samuel. Cuando se marchó comprobó que no tenía pulso con un tensiómetro y unos 20 minutos después estaban en León XIII.

Entre los tres sacaron el cuerpo en la silla de ruedas hasta el "Opel Astra de color granate" en el que Samuel había llegado y que, según aclaró "se lo había dejado un tío suyo".

Ni siquiera envolvieron a la joven en bolsas de basura "porque sangraba poco". Así, "sin cruzarse con nadie que pudiera verlos", entre él y Samuel "metimos a Marta en el asiento de atrás", donde también se sentó el Cuco, mientras que el otro joven conducía. Miguel, en cambio, dijo que se fue al piso donde limpió el suelo de su habitación con "amoniacal" y ordenó "la ropa y esas cosas". Preguntado por el fiscal si no se interesó por saber qué hicieron con Marta, Miguel respondió que llamó a Samuel a medianoche y que éste le dijo que "la habían lanzado al río", sin especificarle un punto concreto, aunque luego dijo que "por la zona de la pasarela que une Sevilla y Camas" y que por eso dijo ese lugar.

Ante la respuesta, el fiscal le preguntó por qué ha dado tantas versiones sobre el paradero del cuerpo, a lo que replicó que "porque no sé dónde está y como me presionaban mucho tenía que decir algo". De hecho, también admitió que mintió cuando dijo que él y el Cuco violaron y asfixiaron a Marta. "¿Todos los detalles de la violación y el fallecimiento?", le preguntó el fiscal. "Sí", dijo.

De hecho, Miguel aseguró que cuando el 16 de marzo declaró que el menor había violado y matado a Marta era porque llevaba "un mes en la cárcel, con mucha presión, lo tenía todo perdido", y que como el Cuco había implicado a su hermano "delitos con los que no tenía nada que ver", quiso "echarle más delitos a él". Luego acabó admitiendo que él también la violó porque "no le cuadraba" su declaración y ya "me daba igual todo" y había escuchado en la cárcel que si lo juzgaba un jurado "lo tenía todo perdido". Con la violación lo juzgaría un tribunal profesional.

Miguel recalcó: "Nunca le conté nada a mi hermano. Le mentí para no implicarlo porque habría intentado ayudarme, pero habría llamado a la Policía. No quería ponerle en ese compromiso". También aseguró que "María no tiene nada que ver", y que si ha inculpado a sus amigos es "porque igual que yo he asumido mi responsabilidad ellos tienen que asumir la suya".

  • 1