jueves, 21 marzo 2019
13:35
, última actualización
Local

Miles de iraníes celebran el 32 aniversario de su revolución

El Gobierno impide a la oposición manifestarse en favor de Egipto y Túnez.

el 11 feb 2011 / 20:45 h.

TAGS:

Una multitud celebra el aniversario de la revolución.

El 32 aniversario del nacimiento de la República Islámica de Irán se celebró ayer por todo lo alto. Miles de iraníes salieron a las calles de todo el país, mientras las autoridades clericales pidieron a la población que aprovechen el evento para demostrar su solidaridad con los manifestantes egipcios, en unas protestas que los ayatolás califican como una expresión del sentir islámico en toda la zona.

Estas celebraciones se producen en un momento en el que Irán está en el punto de mira de Occidente por su programa nuclear y con el mundo árabe en máxima ebullición.

Los habituales cánticos de "Muerte a América" y "Muerte a Israel" acompañaron a los iraníes en su celebración del derrocamiento, en 1979, del Sha Mohammad Reza Pahlevi y el ascenso del clericado iraní al poder.

En el discurso de inauguración, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, aseguró que las protestas tienen un marcado componente secular y avanzó el comienzo de "un nuevo Oriente Próximo" sin la influencia de Israel ni Estados Unidos. "La victoria es inminente, los poderes arrogantes llegan a su fin y nuestra nación respalda vuestra decisión", aseguró Ahmadineyad ante miles de ciudadanos concentrados en la plaza Azadi de Teherán. Ahmadineyad también pronosticó que "pronto se experimentará el dulce sabor de un mundo sin sionistas (Israel) ni matones" e instó a la comunidad internacional a que no intervenga en la situación en Túnez y Egipto y permita "a estos pueblos que tomen sus propias decisiones", en declaraciones recogidas por el diario Yedioth Aharonoth.

Oposición. Hasta el cierre de esta edición no se observaron episodios de tensión en el país, todavía bajo la sombra de las violentas protestas tras los comicios presidenciales de 2009. Algunas de las principales figuras de la oposición reformista, no obstante, todavía siguen activas y con voluntad de reanudar protestas pacíficas contra el Gobierno iraní.
Entre ellos se encuentran Mehdi Karroubi y Mir Hosein Musavi, derrotados en los comicios de hace dos años, en los que Ahmadineyad revalidó su cargo, y quienes ahora han pedido permiso a las autoridades para celebrar el lunes una manifestación en señal de apoyo a los egipcios y a los tunecinos, un permiso que ha sido denegado.

El fiscal general iraní, Qolam-Hosein Mohseni-Ejei, aconsejó este miércoles a los partidarios de la oposición que no siguiesen adelante con la manifestación prevista para el lunes y les advirtió de que si ignoran este aviso pueden esperar una respuesta por parte de los iraníes "vigilantes".

Pero ya hay muchos iraníes que han dicho que acudirán. Una página en la red social Facebook dedicada a la protesta cuenta con más de 20.000 seguidores.
De llevarse a cabo, sería la primera manifestación del Movimiento Verde desde diciembre de 2009, cuando ocho manifestantes murieron y más de 1.000 fueron detenidos durante unas protestas masivas que provocaron los peores disturbios vividos en el país desde la Revolución Islámica de 1979.

El fiscal general defendió que si los iraníes quieren mostrar su apoyo a las protestas que se están llevando a cabo en el norte de África, deberían hacerlo asistiendo a la marcha patrocinada por el Gobierno iraní de ayer.

De todos modos, medios de la oposición aseguran que Karrubi lleva bajo arresto domiciliario desde el miércoles, además de él han sido detenidos ocho activistas moderados y periodistas.

  • 1