Cultura

Molina promete «fuerza e imaginación»

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, que prometió ayer su cargo ante el Rey, afirmó afrontar la nueva Legislatura con "grandes retos, fuerza e imaginación" y anunció, "más que grandes cambios, ajustes" en su Departamento. Molina reconoció que el Ministerio necesita un departamento que controle las obras Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 03:12 h.

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, que prometió ayer su cargo ante el Rey, afirmó afrontar la nueva Legislatura con "grandes retos, fuerza e imaginación" y anunció, "más que grandes cambios, ajustes" en su Departamento. Tras recordar algunos de los proyectos que ya puso en marcha en sus primeros casi nueve meses al frente de Cultura, reconoció que el Ministerio necesita un departamento que controle las obras porque, "que un aeropuerto se haga antes que el Casón del Buen Retiro, parece algo extraño".

Molina, en declaraciones a los medios tras visitar junto a los Reyes la exposición sobre Goya, que a partir de hoy se podrá contemplar en el Museo del Prado, destacó que su Ministerio afronta esta nueva etapa con "muchos proyectos". "La Cultura es uno de los pilares esenciales de nuestro país", dijo rememorando palabras del propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El ministro, quien reconoció que "sigue siendo un honor" ser ministro de Cultura, puntualizó que, en vísperas de que España presida la Unión Europea, Cultura adquirirá "grandes retos" que desarrollará con la "fuerza e imaginación de siempre".

Preguntado por los cambios que se realizarán en el Ministerio, Molina dijo que éstos tienen que hacerse en el "momento oportuno". Aunque "más que grandes cambios, que no los veo, sí habrá ajustes", aseguró, con la intención de que el Ministerio "funcione mejor". "Tenemos las ideas claras", afirmó.

Sí reconoció que es necesaria una "reorganización" de todo lo referente a Industrias Culturales e hizo hincapié en que un Ministerio que "tiene muchas obras no puede permitirse que éstas duren 12 ó 15 años".

"Esas obras tienen que mejorar su rendimiento y adaptarse a la vida real", dijo antes de incidir en que obras como las del AVE "son fundamentales, pero también lo es un archivo o un museo o una biblioteca. Habrá avances al respecto". En cuanto a futuras leyes, dijo que "deberán hacerse, pero no debe imponerlas el Ministerio", dijo.

  • 1