miércoles, 12 diciembre 2018
13:20
, última actualización
Local

Monseñor Camino: "La Iglesia no sabe si los gays van al infierno"

el 27 abr 2012 / 14:04 h.

TAGS:

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal  Española, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, ha señalado que ven  "injusta" la "polémica" que se ha suscitado por la homilía del obispo  de Alcalá de Henares, monseñor Juan Antonio Reig Pla, y ha asegurado  que la Iglesia "seguirá ejerciendo su derecho de expresión y su deber  de proclamar la doctrina católica sin dejarse condicionar por ninguna  polémica ficticia e injusta".

En este sentido, se ha mostrado incrédulo ante la imputación a la  Iglesia por "incitar al odio, la venganza y la discriminación", algo  que ha asegurado que es una "falsedad" y ha subrayado que la Iglesia  ha dicho "muchas veces" que las personas homosexuales son "dignas de  todo respeto y no pueden ser objeto de burla, discriminación, ni por  supuesto de violencia".

"La Iglesia no condena a ninguna persona y mucho menos a un grupo  de personas. Toda persona tiene una dignidad inviolable y merece un  respeto incondicionado, sea quien sea, bueno o malo, opine o no como  nosotros", ha aclarado durante la rueda de prensa posterior a la XVIX  Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), que se  ha celebrado desde el pasado lunes hasta este viernes.

Así, ha asegurado que "nadie se puede creer" que se denuncie a la  Iglesia por violar esos principios y ha apostado por que el hecho de  que se le haya dado "tanto pábulo" a este tema se debe a "una campaña  ficticia y con determinados intereses políticos".

Además, ha afirmado que al obispo de Alcalá de Henares lo ha visto  "fenomenal, muy bien" porque es "muy animoso y con muy buen carácter"  pero ha indicado que en la Plenaria "no se habla de polémicas" y que  esta "no merece ser tratada con seriedad por parte de un organismo  que tiene mucho que hacer".

LAS RELACIONES HOMOSEXUALES SON "DESORDENADAS"

En cualquier caso, ha explicado que las relaciones entre personas  homosexuales  son "objetivamente desordenadas" y no entiende por qué  hay gente que se "escandaliza" al escuchar "la Doctrina Católica".  Según ha aclarado, "todas las personas, también con tendencia  homosexual, son dignas de respeto, cariño, apoyo y acogida" pero ha  precisado que luego hay una Doctrina de la Iglesia sobre las  distintas actuaciones, y es ahí, donde consideran que estas  relaciones son "desordenadas", al igual que el adulterio es  "objetivamente, un pecado".

"¿Van a ir al infierno? La Iglesia nunca dice que va nadie al  infierno y tampoco lo ha dicho nadie en estos momentos. Se han  desfigurado las palabras del obispo. Pero la Iglesia, por amor a la  verdad y porque es su obligación, tiene que predicar el Evangelio y  aquello que perjudica al amor entre los hombres, es decir, el  pecado", ha añadido, al tiempo que ha apuntado que la Iglesia no  puede decir quién va a ser condenado porque "la misericordia de Dios  es infinita".

"Ser adúltero es un pecado grave objetivamente. Luego, si se ha  hecho sin conocimiento, obligado, sin libertad, eso es lo que  contribuye a si el pecado objetivo es también subjetivo o personal",  ha explicado.

En cuanto a si la homosexualidad es una "enfermedad" o no,  Martínez Camino ha remarcado que "no es competencia de la Iglesia"  decirlo sino de los médicos y psiquiatras entre los que, según ha  recordado, "hay variadísimas opiniones".


  • 1