El PP se reivindica en Jerez como el que “arregla” lo que “otros dejan”

Moreno y Rajoy esgrimen la “heróica” gestión municipal en la ciudad arrebatada al PSOE, cuya exregidora está condenada, como aval de su proyecto.

el 06 mar 2015 / 21:55 h.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y el candidato a la presidencia de la Junta, Juan Manuel Moreno (i). / EFE El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y el candidato a la presidencia de la Junta, Juan Manuel Moreno (i). / EFE Tras una presencia constante en la precampaña electoral, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, regresó a Andalucía en el primer día de la campaña electoral del candidato popular Juan Manuel Moreno y lo hizo en Jerez, una plaza que los populares arrebataron a los socialistas en las municipales de 2011 y que ayer todos convirtieron en un símbolo de la “heróica” gestión popular ante la herencia recibida. En este caso, uno de los ayuntamientos más endeudados cuya anterior regidora, la socialista Pilar Sánchez acaba de ser condenada a cuatro años de cárcel por prevaricación. La alcaldesa popular, María José García Pelayo, se llevó grandes elogios (a la puerta oyó algunos pitos por conflictos laborales) y sirvió a Moreno y Rajoy para sacar pecho de que es el PP el que “viene a arreglar” lo que otros dejan y de que frente a las políticas sociales de las que presume el PSOE “son los ayuntamientos los que sostienen esas políticas” con un apoyo del Gobierno central que, según García Pelayo, no reciben de la Junta. “En cuatro años la presidenta no ha llamado a esta alcaldesa”, dijo. La incipiente recuperación de la crisis que el Gobierno central defiende y el sostén propiciado por la administración más próxima a las especiales dificultades de los ciudadanos centraron los discursos del mitin celebrado en el Polideportivo Ruiz Mateos que congregó a más de 2.000 personas y abrió el flamante nuevo delegado del Gobierno, a la sazón presidente del PP de Cádiz, Antonio Sanz. El candidato Moreno presentó la gestión de Rajoy y la de los alcaldes populares como el modelo que quiere seguir en Andalucía. De paso también le sirvió para contrarrestar su candidatura a la de “algunos que vienen con las manos vacías” frente a quien tiene detrás esos ejemplos. Hubo un mantra coincidente:que el único cambio posible es con un gobierno del PP, aunque del ataque directo a los rivales emergentes se encargaron Sanz, García Pelayo y Rajoy mientras que Moreno solo apeló a que únicamente hay dos modelos donde elegir, el continuismo o el cambio representado por él. De nuevo se dirigió a los indecisos (cuatro de cada diez andaluces según el CIS) para pedirles el “voto seguro, práctico y útil”. Fue Sanz quien nombró al candidato de Ciudadanos “que se llama Juan y lleva ocho años gobernando en Sanlúcar con el PSOE” y la alcaldesa de Jerez alertó contra “experimentos porque nos estamos jugando mucho”. Rajoy apeló a un cambio “necesario” en Andalucía “aunque solo sea por hacer lo que es normal en democracia y el cambio no son los doctrinarios de 1917”. La “soledad” de Díaz “Otra”, “ella” o por sus dos apellidos Díaz Pacheco (curiosamente el equipo de Moreno intenta que a él solo se le nombre por el primero) fueron los términos usados en las alusiones a la candidata socialista y presidenta de la Junta, Susana Díaz, centradas en su “veto” al secretario general de su partido en campaña. “La veo muy sola, sin el cariño de sus compañeros, yo tengo un gran proyecto detrás”, dijo Moreno. Rajoy bromeó con que a él “no le piden pasaporte para venir” cuantas veces quiera. Y Sanz ironizó con que por esas visitas Díaz llame “dominguero” a Rajoy. Moreno también atacó la falta de apoyo de la Junta a los proyectos municipales y déficit sociales pese a la bandera esgrimida por el PSOE.

  • 1