sábado, 20 abril 2019
07:00
, última actualización
Local

Moscú y Polonia buscan cerrar las heridas de la II Guerra Mundial

Los actos organizados para conmemorar el 70 aniversario de la II Guerra Mundial han servido para que Rusia y Polonia comiencen a dar los primeros pasos para enterrar los problemas históricos que les separan.

el 16 sep 2009 / 08:00 h.

TAGS:

Los actos organizados para conmemorar el 70 aniversario de la II Guerra Mundial han servido para que Rusia y Polonia comiencen a dar los primeros pasos para enterrar los problemas históricos que les separan.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, insistieron ayer en la importancia de resolver los problemas que aún existen en la interpretación de la historia común de ambos países, para "caminar juntos hacia la verdad" y conseguir unas relaciones "basadas en el pragmatismo".

Polonia y Rusia tienen "problemas en su historia común que deben ser analizados", señaló Putin tras la entrevista que mantuvieron ambos líderes en el muelle de la localidad polaca de Sopot, coincidiendo con la presencia del primer ministro ruso en los actos de conmemoración del 70 aniversario de la Segunda Guerra Mundial. Como primer paso para lograr esta reconciliación histórica, ambos mandatarios acordaron respetar los dictámenes que emita el grupo de especialistas de los dos países sobre los pasajes más oscuros de la historia ruso-polaca, como el asesinato más de 20.000 oficiales polacos en Katyn (actual Ucrania) a manos de los soviéticos.

"Queremos que esta tragedia [II Guerra Mundial] nunca se repita en el futuro", dijo Putin, quien subrayó la importancia de encontrar una interpretación de los hechos pasados "objetiva" para "analizarlos juntos".

La entrevista entre Tusk y Putin llega después de que algunos medios rusos hayan asegurado que Polonia y la Alemania nazi firmaron un pacto secreto contra la Unión Soviética en el año 1934, un revisionismo histórico que ha provocado malestar en el Ejecutivo polaco.

Además, Putin expresó su reconocimiento "a los millones de soldados de la coalición antihitleriana, partisanos y civiles que murieron a manos de los verdugos" nazis.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo ayer en Gdansk que la guerra desatada por Alemania el 1 de setiembre de 1939 trajo consigo "años de injusticia, humillación y destrucción" para Polonia y Europa. "Hoy hace 70 años comenzó con la invasión alemana de Polonia el más trágico capítulo en la historia de Europa", admitió Merkel.

  • 1