martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Mugabe cede poder tras 29 años y forma Gobierno con la oposición

El líder opositor Morgan Tsvangirai juró ayer el cargo de primer ministro de Zimbabue para formar un Gobierno de coalición con el presidente, Robert Mugabe, quien cede por primera vez parte del poder absoluto que ha ejercido a lo largo de los últimos 29 años en el país africano.

el 15 sep 2009 / 22:30 h.

TAGS:

El líder opositor Morgan Tsvangirai juró ayer el cargo de primer ministro de Zimbabue para formar un Gobierno de coalición con el presidente, Robert Mugabe, quien cede por primera vez parte del poder absoluto que ha ejercido a lo largo de los últimos 29 años en el país africano.

El acto tuvo lugar en una carpa instalada en los jardines del palacio Presidencial de Harare, con un gran número de invitados que esperaban este acto constitutivo del Gobierno de unidad, que debe sacar al país de la crisis política y económica que sufre el país.

Tsvangiraí pronunció la fórmula del juramento frente a Mugabe, del que le separaba una mesa, en la que luego ambos firmaron los documentos que convierten al opositor en primer ministro del país, antes de estrecharse las manos entre los aplausos de todos los asistentes.

"Yo, Morgan Richard Tsvangirai, juro servir justa y verdaderamente a Zimababue en el cargo de primer ministro de la República. Que Dios me ayude", dijo Tsvangiraí, de 56 años, hasta ahora enemigo del régimen de Mugabe y por el que ha sido detenido en diversas ocasiones en los pasados ocho años. Tras jurar Tsvangirai, líder de la facción mayoritaria del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), también lo hicieron como viceprimeros ministros su compañera de grupo, Thokozani Khupe, y Arthur Mutambara, jefe de la facción minoritaria del MDC.

Entre los invitados estaban el ex presidente de Sudáfrica Thabo Mbeki, mediador para la crisis zimbabuense; el presidente de Mozambique, Armando Guebuza; el rey de Suazilandia, Msuati III; el presidente de la comisión de la Unión Africana, Jean Ping; y el secretario de la comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC), Tomas Salamao. Con este acto, Mugabe, que cumplirá 85 años este mismo mes, comparte por primera vez el poder que ha monopolizado en Zimbabue desde la independencia del país del Reino Unido en 1980. Tsvangirai, que estuvo acompañado por su esposa Susan en la ceremonia, se mostró tenso antes de su inicio, después de exigir la puesta en libertad de los alrededor de cuarenta seguidores de su partido y defensores de los Derechos Humanos presos en el país, reclamó que no ha sido atendido.

El nuevo Gobierno, cuyo gabinete de ministros se constituirá mañana viernes, tiene el reto de sacar al país de una crisis política, que ha degenerado en una situación económica desastrosa y una catástrofe humanitaria. Según organismo de la ONU, siete de los 12 millones de habitantes de Zimbabue necesitarán este año ayuda alimentaria para sobrevivir, mientras que una epidemia de cólera ha afectado a unas 70.000 personas y causado 3.400 muertes en los últimos meses.

Siguen las dudas. Tsvangirai ya ha hecho pública su lista de ministros, en la que destaca la designación como responsable de Finanzas de Tendai Biti, quien hasta la semana pasada estaba acusado de "traición" por Mugabe. Muchos de los seguidores de Tsvangirai, lo mismo que Biti, tienen dudas de que se pueda avanzar en un Gobierno conjunto. El propio Tsvangirai ha mostrado reiteradamente sus dudas sobre la "seriedad" de Mugabe y, en declaraciones difundidas ayer por la televisión sudafricana e-News, dijo que ni él mismo "está seguro" de que el Gobierno salga adelante.

  • 1