Multado por hablar por el móvil cuando montaba a caballo

Emilio Gómez, un ecijano domador de caballos, fue sancionado con 200 euros por hablar por el móvil mientras paseaba con ‘Calcetines’.

el 20 feb 2014 / 19:37 h.

Emilio Gómez habla por teléfono montado en su caballo. / M.R. Emilio Gómez habla por teléfono montado en su caballo. / M.R. Emilio Gómez del Águila es un vecino de Écija multado por la Guardia Civil por ir hablando por su teléfono móvil mientras conducía. Algo que no tendría nada de extraordinario si no fuera porque Emilio fue multado cuando hablaba por teléfono subido en un caballo. La multa ha sido de 200 euros, de los que este vecino ha pagado la mitad, cien euros, acogiéndose al procedimiento abreviado de pago en los 20 días posteriores a la multa. Pero aunque ha pagado religiosamente la sanción, Emilio asegura estar “muy enfadado, indignado” y sentirse “vejado”. Este domador de caballos fue multado por dos agentes de la Guardia Civil de tráfico en octubre del año pasado en la Urbanización Torrepalma, en la localidad de Carmona. Eso según su versión. Porque en la multa consta que la denuncia tuvo lugar en la travesía A-8026, que “enlaza la A-4 con Carmona, en sentido a Urbanización Torrepalma”. Esa es la primera queja de Emilio. “¿Por qué me lo cambian de sitio?”, inquiere. “A mí me multaron a la altura del número 255 de la calle Rafael Alberti, en la Urbanización Torrepalma, no en la travesía. ¿Por qué me han cambiado los hechos?”, insiste. La siguiente queja de Emilio Gómez es el trato recibido. “Yo paseaba a caballo por la urbanización, y estaba hablando por teléfono”, reconoce. “Llega un coche patrulla con dos guardias civiles y uno me dice que no se puede hablar por el móvil; pensé que estaba de broma y así se lo dije”. La interpelación no fue tenida a bien por el agente. “Me hicieron bajarme del caballo, me dijeron que de broma nada y pedí perdón hasta en cuatro ocasiones”, relata Emilio. “Me dijeron que las disculpas estaban aceptadas pero me quisieron poner dos multas: por hablar por el móvil mientras ‘conducía’ y por contestar mal a la autoridad”, señala. La segunda multa no se la pusieron. La primera sí. Consta en la sanción que Emilio Gómez del Águila conducía el 7 de octubre de 2013, a las 9.40 horas “utilizando manualmente el teléfono móvil o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción”. Y como datos del vehículo se especifica que es de clase ‘Animal’. El animal en cuestión se llama ‘Calcetines’, es un caballo hispano árabe de cinco años y aparece en la foto tras su domador, Emilio Gómez, que se considera “robado por esos agentes” que “ni siquiera me dieron el boletín de la multa” que ha pagado porque “¿qué iba a hacer yo?”, concluye.

  • 1