martes, 18 diciembre 2018
19:38
, última actualización
Deportes

Unai Emery: “No hicimos un buen partido y nuestra obligación es jugar bien para ganar”

El entrenador del Sevilla admitió que las tres semanas sin competir le han venido muy mal a sus futbolistas

el 03 ene 2015 / 20:39 h.

SEVILLA - CELTA Unai Emery, en el banquillo del Sánchez- Pizjuán. Foto: EFE. Unai Emery reconoció en la rueda de prensa posterior al partido ante el Celta que el equipo no jugó bien ante el Celta y que se llevó demasiado premio. El técnico vasco reconoció que “hay que ser autocríticos y buscar porqué con un jugador más” el Sevilla no ha podido dominar el partido. El entrenador del Sevilla admitió que tiene la mayor parte de responsabilidad en lo ocurrido sobre el terreno de juego aunque confesó que tanto tiempo sin competir ha hecho que el equipo estuviera “demasiado espeso” ante un Celta “más dinámico y suelto”. “No esperaba que estuviéramos tan espesos aunque sabía de la dificultad del rival y de la dificultad de la situación”, comentó Emery en rueda de prensa. A pesar del pobre juego mostrado, al técnico vasco le alivia el hecho de “haber conseguido los tres puntos dentro de la dificultad del partido” y apuesta por “seguir mejorando aspectos”. Emery confía que el trabajo realizado durante las tres semanas en las que el equipo no ha competido se vea en los próximos partidos y espera que “poco a poco el equipo encuentre un mejor juego”. Al ser preguntado por la lesión de Mbia, Emery confesó que la lesión del centrocampista africano “no le ha venido nada bien al equipo” y que esta lesión le generó a Carriço problemas para “encontrar su sitio en el medio”. “La salida de Banega ha dado más capacidad al equipo pero le ha costado porque se ha llevado 15 días sin entrenar y a Tremoulinas le ha costado también por llevarse sin jugar un mes”, reflexionó el entrenador sevillista que explicó que Mbia tendrá que ser evaluado por los médicos por las molestias que ha sufrido en los isquiotibiales y que sus lágrimas al retirarse del campo son debidas en su opinión a la “implicación que tiene con el equipo” más que a su deseo de marchar con su selección que se podría ver frustrado si la lesión fuera grave. La grada mostró su enfado con algunas de las sustituciones realizadas por Emery y el técnico vasco se mostró comprensivo con las críticas aunque manifestó que  “las decisiones las tomo más pensando en el equipo dentro de mi responsabilidad que en cómo se sienta más cómodo el aficionado”. Sobre el mercado de fichajes, Emery manifestó que confía en el trabajo de la dirección deportiva del club aunque confesó que en estos momentos no es su principal problema y está más pendiente “del nivel que ofrezca el equipo” admitiendo que estará pendiente si surgiera “alguna posibilidad” ya que “el entrenador cuenta a la hora de los fichajes”.

  • 1