lunes, 10 diciembre 2018
20:03
, última actualización
Economía

«No todo es vender motos. Recambios y taller nos mantienen»

Entrevista a Eduardo Castro Aguilera, gerente de Eduardo Castro Motos. Tras 50 años de experiencia, es una referencia en el sector de las motos.

el 30 nov 2014 / 12:55 h.

TAGS:

Eduardo Castro Aguilera, en una moto de su concesionario Yamaha en la calle Álava, en el polígono industrial Carretera Amarilla. / Pepo Herrera Eduardo Castro Aguilera, en una moto de su concesionario Yamaha en la calle Álava, en el polígono industrial Carretera Amarilla. / Pepo Herrera Tras 50 años de experiencia, es una referencia en el sector de las motos. Afirma que la venta se está recuperando, pero sigue muy lejos de los mejores años. Donde no tiene freno es en competición. No para de apoyar a jóvenes campeones de motocross.   —¿Cómo y cuándo nació su empresa? —En 1965 abrí el taller, cuatro años después lo trasladé a Alcalá de Guadaíra, en 1983 nos vinimos a Sevilla y en 1989 ya era concesionario de Yamaha. —¿Cuántos empleados tiene Eduardo Castro Motos? —Ahora 22. Tenemos esta tienda de Sevilla en exclusiva con 2.700 metros cuadrados en la calle Álava, en el polígono Carretera Amarilla, y otra en Huelva con un socio. Hemos luchado por mantener al núcleo de empleados más antiguo, pese a que hemos podido seguir con menos, pero son profesionales con mucho conocimiento, con mucha formación en la materia, y ya no son empleados, sino familia. —¿Cómo le afectó la crisis? —Ahora vendemos un 30 por ciento de lo que se vendía hace unos años. La venta bajó un 70 por ciento desde 2004, si bien hubo picos. —¿Cómo superó esta racha? —Gracias a que en este negocio no todo es vender motos, sino que hacemos reparaciones, tenemos accesorios, boutique, mantenimiento… Y todo eso me hizo pasar la crisis sin tener que reducir plantilla. Me mantuve por los recambios y el taller. Y porque no hay otro concesionario Yamaha en Sevilla. Es la única ciudad grande que sólo tiene uno. En Córdoba hay tres; en Málaga, dos; en Valencia, dos; en Madrid, ocho, y en Barcelona, 14 porque vende el 25 por ciento de las motos del país. —Este año los datos de venta son buenos. —Sí, venderemos alrededor de mil motos, frente a las 770 de 2013. Eso sí, están muy lejos de las 4.500 que hemos llegado a vender otros años. Aunque antes se vendían más ciclomotores y ahora son más motos grandes. Este año hemos crecido un 25 por ciento respecto al pasado año, mientras que el sector está en un 20 por ciento. Para nosotros los años 2012 y 2013 fueron los peores, si bien la crisis de 1992 también nos hizo bajar mucho. En total, en Sevilla hemos vendido 50.000 motos Yamaha ya. En los años 98 y 99 vendimos más de mil motos en un mes, la mayor venta en toda España. —¿Cuánto representa en los beneficios las reparaciones, mantenimiento, boutique y accesorios de motos? —El taller supone el 25 por ciento de la rentabilidad del negocio, otro 25 proviene de los recambios, otro 20 de la boutique y el 30 por ciento de la venta de motos. Si bien hay que decir que hemos sido de los primeros o segundos que más vende de Yamaha en España en los últimos años. En 2013 Yamaha nos dio el premio al mejor concesionario de España y nos han concedido la máxima distinción, la excelente. —¿A qué se debe la subida de la venta de motos en Sevilla? —La economía está un poquito mejor y estamos sacando modelos nuevos, muchos, con precios muy competitivos. Sólo en el Salón de Vehículos de Ocasión, que organiza Fedeme y del que somos parte, hemos vendido más de 50 motos. Es un éxito total. La moto lo bueno que tiene es que es una solución al problema del tráfico y del aparcamiento. Puede ir por el carril bus, aparcar en el Centro... Y se gasta poca gasolina, que está cara. Una scooter nueva gasta 2,5 litros a los cien kilómetros. —¿Influyó la zona azul? —Algo, porque hay más problemas para aparcar, pero no mucho. Es que es muy fácil circular en moto por Sevilla. —Pasa los fines de semana en las competiciones de motocross, ¿cuánto presupuesto destina a este deporte? —Unos 50.000 euros. Le doy mucha importancia porque soy concesionario de motocross para Andalucía. Acabamos de ganar el campeonato de Andalucía de 125 y 250. El palmarés de este año es muy bueno: subcampeonato de España de supercross y cuarto en el campeonato de España absoluto de motocross con un chaval muy joven. Me gusta, prestigia la marca de Yamaha y de Castro Motos. Pero lo hago porque me encanta ayudar a los jóvenes. Hemos ganado 115 campeonatos de Andalucía, 48 de España, un campeonato mundial de MX3 y fuimos terceros en el campeonato de Europa de velocidad. Me siento feliz con esto y aún tengo mucho carrete. ~

  • 1