Toros

Novilleros: la hora de la cantera

El abono de la temporada taurina hispalense sí incluye un completo muestrario del escalafón menor. Aguado y Ruiz Muñoz, entre otros, despiertan grandes ilusiones.

el 11 mar 2015 / 13:00 h.

TAGS:

El novillero Pablo Aguado. El novillero Pablo Aguado.

El juicio de los carteles mayores pertenece a otro ámbito y, de alguna manera, ha eclipsado un capítulo ilusionante que merece un análisis detenido. Se trata de esa apuesta por el escalafón de novilleros que se encuentra con un terreno abonado en las numerosas e ilusionantes promesas que se presentan o retornan a Sevilla con todos los papeles en regla. Hacía tiempo que no se conformaba un muestrario tan rico y variado. Algunos de sus mejores exponentes –como Garrido o Borja Jiménez– también estarán en Sevilla, pero será para convertirse en matadores. Pero aún contamos con un buen plantel de nombres con enorme interés para el aficionado.

Se trata de una amplia nómina en la que figuran 19 novilleros repartidos entre siete novilladas picadas incluidas en el abono, una más que el pasado año. Todos los futuros matadores actúan una sola tarde pero hay dos excepciones muy justificadas: se trata del sevillano Pablo Aguado –en la imagen– y el chiclanero de sangre camera José Ruiz Muñoz. Ambos comparten la responsabilidad de hacer dos paseíllos avalados por distintas circunstancias. Aguado –que aún tiene reciente un brillante debut con picadores en Olivenza– vuelve a Sevilla después de resultar ganador del ciclo de promoción de nuevos valores celebrado el mes de julio en la plaza de la Maestranza. De alguna manera, el valor sevillano se ha convertido en el líder de una nueva generación de novilleros que ya comienza a caminar por sendas separadas.

José Ruiz Muñoz -que es sobrino nieto de Curro Romero- despertó la ilusión de unas formas y unos modos que quitaron años a más de uno. El novillero esbozó ese concepto que bebe en los veneros familiares en su presentación sevillana pero convenció a toda la profesión después de salir a hombros en Santander. Ruiz ya sabe lo que es pasar varios meses en el dique seco por una compleja lesión en el cráneo que le afectó a la visión y estuvo a punto de costarle muy cara. A ambos se les espera en Sevilla con una expectación que se enhebra a la responsabilidad que contraen con la plaza de Sevilla y su afición, que está deseando recuperar alegrías.

Hay que hacer una acotación especial con otros nombres destacados: podemos empezar con el choquero David de Miranda, que interesó –y mucho– el pasado año gracias a un valor volcánico y un concepto personal que justificó el viaje del largo puñado de paisanos que viajaron para verle. Pero también hay debutantes que despiertan interés: por ejemplo, el peruano Roca Rey, un torero del que se habla mucho y bien que camina de la mano de José Antonio Campuzano y al que hay ganas de ver en Sevilla. En ese cesto hay que incluir al jerezano Ginés Marín, que apunta mucho y bueno y viene de doblar en Olivenza de la mano de la FIT. En la misma línea, hay que destacar a Varea, gratísima sorpresa en la última feria del Pilar de Zaragoza e indiscutible valor al alza. Cierra este capítulo el murciano Filiberto, que aterrizará avalado por muy buena prensa.

El plantel incluye otros nombres y otras circunstancias: Miguel Ángel León, de Gerena, ya sabe lo que es puntuar en Sevilla pero está obligado a pisar más a fondo el acelerador para saltar de órbita. El pacense Tomás Angulo sumaría cuatro temporadas consecutivas sin ofrecer especiales progresos. También acumula esa veteranía el madrileño Gonzalo Caballero, un torero que nunca ha vuelto la cara y que demanda una alternativa que no debe hacerse esperar. Repite en Sevilla Posada de Maravillas, recién salido de una compleja lesión de tendones. Debuta en el Baratillo el utrerano Curro Durán en su segundo año con picadores. También se presentan el onubense Alejandro Conquero, el cacereño Alejandro Martín, el peruano Joaquín Galdós, que se ha formado en la escuela de Málaga, el pacense Miguel Ángel Silva, el alicantino Borja Álvarez, el madrileño Francisco José Espada y el francés Clemente. En el campo les esperan sendos encierros de Luis Algarra, Javier Molina, Fuente Ymbro, Villamarta, Guadaíra, Conde de la Maza y Rocío de la Cámara. La suerte será para el que la aproveche.

  • 1