sábado, 15 diciembre 2018
07:12
, última actualización
Local

Malva y plata para el Señor de la Sentencia

Un grupo de hermanos donará esta pieza para el titular macareno que será realizada por el bordador José Luis Sánchez Expósito.

el 31 jul 2014 / 23:01 h.

TAGS:

acuerdo-sentencia-tunica Firma del acuerdo en la noche de hoy jueves. tunica-sentencia litografias-01 Una de las litografías de Carlos Peñuelas litografias-02 Una de las litografías de Carlos Peñuelas El Señor de la Sentencia contará  con una nueva túnica bordada, la sexta en su ajuar, gracias a la donación promovida por un grupo de hermanos. Bordada en hilos de plata sobre terciopelo malva, el diseño de esta pieza, presentado este jueves en los salones de la hermandad, se debe a José Manuel Martínez Hurtado, un joven bordador de origen jienense que se ha especializado como diseñador de bordados, mientras que la confección de la obra correrá  a cargo de José Luis Sánchez Expósito, quien antes de montar su propio obrador en la Cuesta del Rosario trabajó en los talleres de Santa Bárbara y de José Ramón Paleteiro. La túnica, que se estrenará para la Cuaresma de 2015, será ejecutada en hilos de plata, recuperando así un material desaparecido en el ajuar del Señor. De hecho, consta que en el siglo XVIII la imagen poseía una túnica bordada en plata que no ha llegado a nuestros días. La hermandad ha creado ya una comisión que se encargará del seguimiento de la ejecución de esta pieza. Estará presidida demanera honorífica por el hermano mayor, Manuel García, y de la misma también formarán parte los dos priostes de la cofradía, Fernando Marmolejo y Jerónimo Núñez, así como el profesor de Historia del Arte Andrés Luque Teruel y el vestidor José Manuel Lozano, entre otros. Para el experto en Historia del Arte Andrés Luque esta nueva túnica del Señor de la Sentencia podría encajarse estilísticamente en un «nuevo regionalismo», ya que se trata de una pieza cuyo trabajado diseño intenta recuperar elementos de la tradición macarena. «Se trata de una nueva interpretación de elementos antiguos de la hermandad de la Macarena, una recuperación de nuestra historia desde un punto de vista simbólico y estético. Su diseño recupera la simbología original vinculada a la Virgen de la Esperanza en el momento de la expectación de la Virgen ante el nacimiento de Cristo y de la entrega de su cuerpo en la cruz». De ahí que en el dibujo aparezcan motivos como una «urna funeraria» y otros elementos empleados por Rodríguez Ojeda como las veneras (símbolo de la expectación y el nacimiento) o los acantos griegos (símbolo griego de la felicidad en la vida eterna). La pieza –que según apunta Luque guarda «una cierta analogía estructural» con otra de las túnicas del ajuar del Señor, la de los ochitos de Victoria Caro– incluye también en su diseño lacerías y rombos tomados de algunos motivos del camarín de la Virgen, así como elementos inspirados en los marcos de los espejos del «sagrario de plata» que Fernando Marmolejo concibió para la dolorosa. Para todos aquellos fieles y devotos que quieran contribuir a la realización de esta túnica, el artista Carlos Peñuelas, hermano de la cofradía, ha realizado tres litografías que muestran distintas zonas de la túnica y con las que se obsequiarán a las personas que realicen aportaciones. Los donantes se han comprometido a entregar a la obra social de la hermandad una cantidad igual o superior a la del importe de esta pieza, la sexta en el ajuar del Señor tras la postromántica de Juan Manuel, la regionalista del mismo autor, la de los ochitos de Victoria Caro, la de Joaquín Castilla y la roja conocida como del centenario.  

  • 1