Nuevo paso para el traslado de los talleres ocupacionales de Prodis de Écija

La corporación modifica el uso del antiguo colegio Calvo Sotelo para emplearlo como sede de los talleres del organismo de atención a discapacitados

el 26 dic 2014 / 12:00 h.

El Ayuntamiento de Écija ha aprobado de forma definitiva el cambio de uso del antiguo aulario del colegio Calvo Sotelo, en la calle Rodríguez Marín, al que quiere trasladar los talleres ocupacionales del organismo municipal de atención a discapacitados, Prodis. A través de una modificación puntual del Plan Especial de Protección, Reforma Interior y Catálogo del Casco Histórico (el Pepriccha), el Pleno de la corporación ha aprobado por unanimidad dar un uso sociosanitario al edificio, en lugar del uso educativo que tenía inicialmente previsto en el citado Pepriccha. Según la concejala de Bienestar Social y Familias, Rosario Díaz (PP), «aún faltan dos o tres pasos» para que el antiguo colegio pueda ser utilizado como sede para los talleres ocupacionales de Prodis. Las obras para acondicionar el edificio «van viento en popa, estamos trabajando a marchas forzadas», señala la edil. Además, Díaz asegura que la Junta de Andalucía «está colaborando» igualmente en tramitar el cambio de uso del inmueble. Las tareas de acondicionamiento son obras menores y de adaptación a la normativa, de albañilería, fontanería nueva, y de instalación de una nueva red eléctrica, además de acondicionar una salida de incendios y arreglar ventanas y puertas. También se quiere instalar un ascensor y la red de calefacción y aire acondicionado. El edificio de la calle Rodríguez Marín cuenta con una superficie construida en la planta baja de 373,95 metros cuadrados, 315 en la primera planta y 315 en la segunda. Para los responsables de Bienestar Social el antiguo aulario es la ubicación idónea para los talleres ocupaciones de Prodis, una entidad pública municipal que atiende a personas con discapacidad intelectual, que se encuentra en las instalaciones municipales de Sedesa desde hace ocho años, una ubicación que en principio, era provisionalmente para un año, tras haberlos sacado del edificio de Las Gemelas, por su estado ruinoso. La mudanza al antiguo aulario del colegio Calvo Sotelo se podrá hacer efectiva una vez se adapte el edificio a las necesidades de los usuarios de Prodis, que tendrán en este inmueble «entre cuatro y cinco veces más espacio, lo que va a permitir el desarrollo de talleres que antes, por problemas de espacio, no se podían llevar a cabo», según los responsables de Prodis.

  • 1