jueves, 18 abril 2019
11:54
, última actualización
Local

Ofensiva decisiva de Ouattara para ‘cazar’ a Gbagbo

Los soldados asaltan el palacio del presidente de Costa de Marfil.

el 06 abr 2011 / 20:08 h.

TAGS:

Soldados leales al presidente electo, Alassane Ouattara, ayer antes del asalto.

Las fuerzas del aspirante presidencial -y ganador de las elecciones- de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, entraron ayer en la residencia presidencial con el objetivo de "capturar" al presidente saliente, Laurent Gbagbo, que de momento se niega a abandonar el poder a pesar de que el pasado miércoles todo apuntaba a que iba a renunciar definitivamente después de que su Ejército haya quedado bajo mínimos tras la intervención tanto de la ONU como de Francia.


"Han entrado en la residencia para capturar a Gbagbo, pero todavía no lo tienen", declaró una portavoz militar, Affousy Bamba, a la agencia Reuters. "Están en ello, ya están dentro del edificio", añadió.

Fuentes gubernamentales francesas han confirmado este asalto y advirtieron de que las fuerzas galas de la misión Licorne no están implicadas en este contundente operación. Asimismo, las fuentes oficiales galas indicaron que las negociaciones para convencer a Gbagbo de que renuncie al poder fracasaron porque no fue "sincero en su voluntad de negociar su marcha".


Mientras, la portavoz militar del presidente electo también aclaró que el objetivo de las fuerzas de Ouattara es "capturarlo, no matarlo", declaró. "Ouattara no quiere que maten a Gbagbo, quiere entregarlo a la Justicia", prosiguió. "La orden dada por Ouattara es que se le capture vivo", agregó. "Necesitamos que haya un juicio, que comparezca ante la justicia y que responda de todos sus actos", insistió.


Debido a la actitud de Gbagbo, la Unión Europea aprobó ayer nuevas sanciones económicas contra su Gobierno. Concretamente, los Veintisiete aprobaron prohibir el préstamo de créditos al Gobierno de Gbagbo y que éste pueda adquirir acciones o valores en el mercado europeo, y agregaron a una persona adicional a la lista de personas sancionadas por parte de la UE, que suman un total ahora de 97, incluido el propio Gbagbo, sus más estrechos colaboradores y las 13 empresas ya sancionadas con anterioridad, según informó ayer la UE en un comunicado.


Todos ellos tiene prohibido entrar en la Unión Europea y sus activos financieros en territorio europeo permanecen igualmente congelados. Según la nota, han sido sancionados por cometer "serias violaciones de los Derechos Humanos" y por su rechazo a aceptar la victoria de Ouattara en las elecciones de noviembre pasado, avalada por a ONU.


Tras las últimas contiendas, los investigadores de Naciones Unidas identificaron un nuevo lugar de Costa de Marfil en el que podrían haberse cometido asesinatos masivos y que se sumaría a los cientos de víctimas localizadas en Douékoué, según confirmó el secretario general adjunto de la ONU para los Derechos Humanos, Ivan Simonovi. El representante de la ONU acaba de regresar a la capital financiera marfileña desde Douékoué, donde en la segunda mitad de marzo murieron "cien personas" en una primera matanza y "el 28 de marzo 230 personas fueron asesinadas".


Ambos casos compartirían el carácter étnico de la matanza. "En el primer incidente las cien víctimas eran de una única etnia, dioula", que tradicionalmente apoya al presidente electo, Alassane Ouattara, explicó.

  • 1