miércoles, 23 enero 2019
11:49
, última actualización
Local

“Ojo con muchas agencias que aseguran trabajo en el extranjero; son una estafa”

Sergio Guzmán Amo es el director gerente de Easy-Go, empresa sevillana especializada en la organización de cursos de inglés y búsqueda de alojamiento en el extranjero

el 19 oct 2013 / 23:45 h.

TAGS:

Sergio Guzmán está al frente de Easy-Go. J.M. ESPINO (ATESE) Sergio Guzmán está al frente de Easy-Go. J.M. ESPINO (ATESE) Sergio Guzmán (Sevilla, 1975) pensó que podía ser una buena idea empresarial aprovechar su experiencia tras realizar numerosos cursos de inglés en el extranjero para ayudar a otros españoles a buscar cursos adaptados a sus necesidades y facilitar el alojamiento en otros países. En 2005 creó Easy-Go, una agencia especializada en organizar cursos fuera de España. Antes de emprender hace una recomendación: trabajar un tiempo por cuenta ajena para ganar experiencia, madurez y conocimiento del sector. En sus siete años en el departamento de ventas de una empresa hotelera aprovechó sus continuos viajes para conocer y visitar las escuelas. Hoy trabaja con medio centenar de academias acreditadas. –El inglés se ha considerado siempre fundamental, pero ahora es básico. ¿Cómo ha evolucionado el negocio y el perfil del cliente en estos ocho años? –Antiguamente, saber inglés era un plus y actualmente es imprescindible para la carrera de un estudiante. Los españoles son cada vez más conscientes de la importancia de los idiomas. El inicio estuvo enmarcado en los estudiantes mayores de 18 años. Luego incorporamos los programas junior y family, que consiste en que toda la familia viaja al extranjero. Son más las que se plantean, en vez de alquilar un mes en la playa, invertir ese dinero en irse a Irlanda. También tenemos el programa au-pair, el más clásico y que le permite a una chica joven autofinanciarse la estancia. También tienen mucho éxito los cursos de inglés subvencionados por la UE, que tienen un precio muy inferior al normal, un 40% o 50% más baratos. –¿Quiénes demandan ahora más sus servicios? –Jóvenes entre 18 y 30 años que están estudiando o ya han terminado la carrera, si bien las estancias dependen de la época del año. En verano la media es de cuatro semanas y el resto del año suele ser de 10 a 12. Easy-Go organiza la estancia en el extranjero, desde la búsqueda del billete de avión a las clases de inglés y las opciones de alojamiento. La más tradicional es alojarse con una familia anfitriona o en residencias. –¿No ofrecen servicios de búsqueda de trabajo en el extranjero con la salida obligada al exterior de tantos y tantos jóvenes? –Antes de la crisis, Easy-Go ofrecía programas de trabajo combinado con clases de inglés en Inglaterra. Funcionaba muy bien porque antes de salir del país los españoles tenían organizado dónde trabajar, dónde vivir y sus clases. Pero la crisis y la afluencia de jóvenes directamente a esos países han hecho que deje de funcionar; ya no se podía garantizar un trabajo antes de salir de España y decidimos suspenderlo. –¿Exceso de competencia de agencias? –Hay varias razones. Una es que muchas agencias han colapsado el mercado, también van muchos jóvenes directamente al país en busca de trabajo. Hay una altísima demanda para una oferta muy baja. Es un error intentar ir por tu cuenta a un país a buscar un trabajo, especialmente los españoles, que hablamos bastante mal el inglés, porque llegas allí y te presentas a una entrevista con otra docena de personas que hablan mejor que tú para un puesto de friegaplatos o camarero. Los españoles tenemos por desgracia el nivel más bajo, así que lo más seguro es que no te den el trabajo. –Pues hay muchas agencias que cobran bastante por ofrecer entrevistas que no te garantizan el puesto... –Existen muchas agencias que lo ofertan pero es una auténtica estafa porque cobran por las entrevistas pero no te garantizan el trabajo, sino que se limitan a hacerte un currículum en inglés y a dar entrevistas. Puedes estar cuatro, cinco o seis semanas haciendo entrevistas y sin trabajar. Además, algunas cobran unos honorarios desorbitados y el alojamiento lo buscan en zonas bastante alejadas. –¿Por qué los españoles tenemos tanto problema con el inglés? –En los últimos años nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene el inglés tanto en la vida profesional como en el ocio. En España nunca ha habido esa preocupación; en la época de Franco estaba prohibido ver películas en inglés. No en vano, tenemos las mejores empresas de traducción. Pero además de culturalmente, otra razón es el pánico escénico a hablar inglés en la vida cotidiana. Preferimos quedarnos callados. En ese sentido, en las universidades extranjeras hacen hablar en público desde el primer día, en las españolas estamos a años luz. Es otro tipo de enseñanza. Aquí la preparación que tienen muchos profesores en los colegios es deficiente. Un ejemplo, un filólogo sabe todo respecto a la gramática, pero no sale de la universidad dominando inglés. Un profesor nativo ayuda mucho más. –Es de los pocos negocios que ha salido reforzado con la crisis. –La crisis ha ayudado bastante al negocio de los cursos de idiomas. Un joven en paro que no hable inglés tiene prácticamente cero oportunidades para encontrar un puesto de trabajo. En estos últimos años hay más demanda para sacarse los títulos de Cambridge. Pero Easy-Go también ofrece cursos específicos de inglés de negocio y cursos más técnicos para enfermeras que quieran trabajar en el Reino Unido, para abogados, periodistas, profesores, azafatas… –¿Los que van por un par de meses deciden quedarse? –Muchos estudiantes empiezan con un curso y cuando ya alcanzan un nivel de inglés más alto es cuando buscan trabajo. Los principales destinos son el Reino Unido, Irlanda, EEUU y como emergentes, Malta y Canadá. –¿De qué precios hablamos? –Un curso de 4 semanas con alojamiento y media pensión en el Reino Unido sale en torno a 1.700 euros. Y uno de 16 semanas, 5.700 euros. Muchos estudiantes creen que por buscarlo directamente les va a salir más barato, pero no es así. Easy-Go le cobra lo mismo que le saldría más 40 euros de gastos de gestión. Para estancias largas le va a salir siempre más barato porque tenemos precios especiales. Además, es más fácil contactar con nosotros para solucionar cualquier imprevisto. Hay agencias que inflan los precios pero con internet eso se ha ido reduciendo.

  • 1