sábado, 16 febrero 2019
13:59
, última actualización
Local

Ovación al Rey y pitadas a Chacón en el Día de las Fuerzas Armadas

Don Juan Carlos reaparece en Badajoz tras haber sido operado del pulmón.

el 30 may 2010 / 18:51 h.

TAGS:

La Reina tropezó al subir a la tarima.

El Rey reapareció ayer en público, tras la operación a la que fue sometido el pasado 8 de mayo, en el acto central del Día de las Fuerzas Armadas en Badajoz, donde fue recibido con una gran ovación del público. Con paso firme y entre "vivas al Rey" y aplausos, don Juan Carlos llegó a la plaza Luis Herrera Pombo de la ciudad extremeña 10 minutos después sobre el horario previsto y pasó revista a las unidades militares de los tres Ejércitos, que le rindieron honores.


La anécdota del acto ocurrió cuando la Reina Sofía sufrió un tropezón, al subir a la tarima en la que se disponían a escuchar el himno nacional, que de no ser por Don Juan Carlos hubiera provocado su caída.


Éste fue el primer acto oficial del Rey fuera del Palacio de la Zarzuela desde que se le practicó una intervención quirúrgica para extirparle un nódulo pulmonar benigno, tras lo que recibió el alta hospitalaria el día 11 en el Hospital Clínic de Barcelona. Los Reyes presidieron un homenaje a la bandera y a los caídos en el acto central que cerró la celebración del Día de las Fuerzas Armadas este fin de semana en Badajoz.


Los Príncipes de Asturias, la ministra de Defensa, Carme Chacón, junto a los máximos jefes de la cúpula militar y las principales autoridades de Extremadura, entre ellas el presidente de la Junta, acompañaron al monarca en su reaparición. Pero los aplausos recibidos por los Reyes contrastaron con los silbidos, abucheos y gritos de "fuera, fuera" que recibieron Guillermo Fernández Vara y Carme Chacón. El primero en llegar a la plaza pacense fue el presidente autonómico, que fue recibido con una fuerte pitada y con algunos gritos, reacción que en ediciones anteriores no había recibido ninguna autoridad regional en este contexto. Por su parte, la ministra de Defensa llegó minutos después y también fue recibida con una pitada sonora y con gritos que, al igual que los dirigidos al presidente extremeño, eran mayores que los que se pudieron escuchar desde la tribuna de prensa en años anteriores.


Unos 250 militares de los tres ejércitos y de la Guardia Civil participaron. Un paracaidista de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (PAPEA) realizó un salto de precisión para llevar a la tribuna la bandera que presidió el acto.


El homenaje a la bandera contó con la presencia de enseñas históricas de varias unidades y con guiones de las unidades que han participado en misiones en el exterior bajo bandera de la UE, en alusión a la presidencia española de turno en Europa.


También participaron enseñas históricas de algunas unidades, entre ellas las del Regimiento Inmemorial del Rey, el Regimiento Real de Artillería, el Regimiento de Infantería de Saboya y el Regimiento de Caballería de Dragones de Numancia.


Otro de los momentos más aplaudidos fue la pasada a baja altura de la patrulla Aguila, dejando la estela de los colores de la bandera nacional sobre los cielos de Badajoz. En total las 20.000 personas que salieron a las calles de Badajoz, según datos de la Delegación de Gobierno, pudieron ver a la Unidad de Música de la agrupación del acuartelamiento aéreo de Getafe, la Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura XI, el Tercio de la Armada, el Colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil, la Escuadrilla de Honores del Ejército del Aire y el Grupo de Artillería de Campaña XI.


Al finalizar el acto, el Rey agradeció a los extremeños y a Badajoz su acogida. Durante cerca una hora, los Reyes, al igual que los Príncipes de Asturias, charlaron de forma distendida con los asistentes. Chacón, por su parte, tuvo unas palabras para los militares españoles desplegados actualmente en el exterior.

  • 1