viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

"Para 'Doña Francisquita' tuve que coger acento andaluz"

el 03 jun 2012 / 21:36 h.

TAGS:

Héctor Sandoval.
-->--> -->

-En su historial vemos que ha participado en títulos como La Traviata, Aida, La Bohème, Rigoletto. Es usted lo que se dice un auténtico tenor de repertorio operístico...

-Antes que otra cosa, soy un tenor lírico. Pero hoy en día el mercado y el gusto por las voces ya no es igual que antes. El cantante del siglo XXI tiene que adaptarse al mercado y asumir papeles muy diversos, la especialización no está bien vista. Y aunque debo confesar que me hubiera encantado permanecer en el repertorio lírico -fundamentalmente Rossini- también le diré que los papeles de óperas de Verdi y Puccini son los que más me han desarrollado.

-¿Abruma a un cantante la idea de competir con estrellas de la ópera como los que promocionan las discográficas?

-Créame que no. El desarrollo de cada artista es muy personal. Pero sí que es verdad que hay cantantes muy famosos que, al escucharles, no comprendo porqué están ahí, en lo más alto.

-Antes se ha definido como tenor lírico. ¿Cómo hace frente en tal caso al inmenso dramatismo que demanda una ópera como Madama Butterfly?

-No soy un especialista en Puccini pero, sinceramente, creo que puedo aportar cosas interesantes. Con mi voz de tenor lírico puedo hacer pianos y legatos que a otras voces dramáticas se les escapan. Puedo dar al personaje de Pinkerton colores muy originales, una visión personal y absolutamente novedosa. Confío en que el director musical, Pedro Halffter, y yo lleguemos a un buen acuerdo y nos entendamos para que todos demos lo mejor.

-Es usted mexicano, vive en Viena, pero tiene en su repertorio una zarzuela como Doña Francisquita. ¿No recelan de este género tan español en su país natal?

-En absoluto. En México es un género que gusta mucho y hay músicos especializados en hacer zarzuela. Mi debut en Viena fue precisamente con zarzuela._Hice Doña Francisquita en Washington y tuve que coger acento andaluz porque era una de las demandas del director de escena.

-¿Cómo va la química escénica entre usted y Madama Butterfly, la soprano búlgara Svetla Vassileva?

-La relación está siendo muy buena, ella y yo reaccionamos ante nuestros gestos y se está creando una complicidad fundamental para el éxito.

-La puesta en escena de Mario Gas para Butterfly es bastante tradicional pero usted ha trabajado en producciones muy radicales. ¿Cómo valora estos montajes?

-Muy positivamente. Creo que hay directores que buscan otras facetas y perfiles. Disfruto enormemente con estos retos. Hace muy poco hice el papel del Duca en Rigoletto en la Komische Oper de Berlín con una puesta en escena violenta y fascinante de Barry Kosky ambientada en un circo.

  • 1