jueves, 17 enero 2019
09:49
, última actualización
Local

Piden 19 años de cárcel por abusar de dos hijas de su pareja, una con retraso

La madre de las hijas también está acusada de abusos sexuales y malos tratos

el 04 oct 2014 / 11:23 h.

TAGS:

La Fiscalía ha pedido 19 años y cuatro meses de cárcel a un hombre acusado de abusos sexuales, malos tratos y amenazas contra dos hijas de su pareja cuando tenían 10 y 12 años, una de ellas con retraso mental límite. La madre de las hijas, por su parte, está acusada de abusos sexuales y malos tratos, y para ella la Fiscalía pide 12 años de cárcel y la inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad de las menores. Según la acusación de la Fiscalía, el hombre hizo entre 2007 y 2009 y en varias ocasiones tocamientos, proposiciones de penetración y de felaciones a las menores, a las que golpeaba en la cabeza, castigaba y amenazaba de muerte por su negativa a acceder a sus propuestas. La mujer era conocedora y consentía todo lo que le ocurría a sus hijas porque presenció algunos de los hechos y además ellas se lo contaron, aunque se limitaba a decirles que todo era una broma. En una de las ocasiones, relata el fiscal, el acusado le quitó la toalla a una menor cuando salía de la ducha y le golpeó en la cabeza al gritar, y en "innumerables" ocasiones le obligaba a dormir en una manta sobre el suelo situada junto a la cama de matrimonio en la que dormían los acusados. Casi todas las mañanas y antes de irse al trabajo, el acusado tocaba los genitales a la mayor de las hermanas y le obligaba a ponerle la ropa interior y a vestirlo completamente mientras la madre permanecía dormida de forma despreocupada, precisa la acusación pública. A la menor de las hermanas le obligaba a bañarse con él y le tocaba los genitales, y todas las mañanas también se los tocaba por encima de la ropa. Si la menor se había orinado, el acusado la encerraba en el patio y le impedía que se lavara a la vez que le insultaba y golpeaba, todo ello consentido por la madre, señala la Fiscalía. La Junta de Andalucía declaró en abril de 2011 la situación provisional de desamparo y constitución de acogimiento residencial de la menor de las hermanas, mientras que el 4 de julio de 2011 se prohibió al acusado acercarse a las menores y comunicarse con ellas por cualquier medio. La Fiscalía acusa al hombre de dos delitos continuados de abusos sexuales, dos delitos de malos tratos habituales en el ámbito doméstico agravado por residencia de las víctimas, otros dos delitos de malos tratos de obra en el ámbito doméstico y dos delitos continuados de amenazas. La defensa de los acusados, por su parte, ha solicitado la libre absolución de ambos y consideran las denuncias una invención de la familia del padre biológico para que la madre perdiera la guardia y custodia de las menores. El abogado de la defensa, Francisco Cabral, asegura que no ha existido objetivación de lesiones ni partes médicos de las lesiones.

  • 1