Piden prisión por poner una cámara oculta en el baño para grabar a la empleada de hogar

Dos años de cárcel y una multa de 6.480 euros. Ocurrió en Córdoba.

el 06 nov 2014 / 20:28 h.

Empleada del hogar trabajando. / El Correo Empleada del hogar trabajando. / El Correo La Fiscalía ha solicitado una pena de dos años de prisión y multa de 6.480 euros para un hombre, acusado de un delito contra la intimidad, tras supuestamente colocar una cámara oculta en el baño de su casa para grabar a la empleada de hogar. El juicio se prevé celebrar el próximo lunes en el Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba. Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, en día no determinado del mes de agosto del año 2010 el procesado en su domicilio de la capital, donde tenía una empleada de hogar, colocó en el cuarto de baño una cámara "ocultándola en un bolsillo de un albornoz con un agujero y la aseguró con un papel adhesivo". No obstante, la empleada se percató de la existencia de la cámara y la giró contra la pared. Tras ello, el acusado giró la cámara a su posición original. Si bien, apercibida de la situación la empleada, le pidió explicaciones y después de las disculpas del acusado continuó trabajando en el domicilio. Pese a ello, la empleada ha comprobado como con anterioridad a estos hechos y con posterioridad a ellos, hasta al menos noviembre de 2011, el procesado ha captado su imagen en el cuarto de baño, "estando ella desnuda parcialmente, al hacer uso del mismo", según indica el fiscal, quien señala que estas imágenes el acusado las grabó en un 'pen drive' que conservaba para "su uso personal, sin que conste que las haya divulgado más allá de este uso".    

  • 1