domingo, 16 diciembre 2018
20:40
, última actualización
Local

Platos, vinos y literatura, catas diferentes

La Revuelta inicia su temporada de catas de vinos y tapas literariamente.

el 18 sep 2014 / 20:44 h.

TAGS:

Foto-La-Revuelta-1 La Revuelta es el espacio cultral de moda en Sevilla, han iniciado la temporada con la misma fuerza de antes del verano, con tan sólo cinco meses de vida se han convertido en un referente en el mundillo cultural de la ciuadad con sus continuas iniciativas, sin ir más lejos, ene estos pocos días quellevamos de Septiembre,, ya han inaugurado una muestra artística de varios pintores que han cedido sus obras para ser reproducidas en bloques de metacrilato, una apuesta decorativa original, han presentado la novela El guacamayo rojo (Ed. Ananta)  de Manuel Machuca y tienen programada otra serie de actividades como la cta de vinos y platos de nuestros titulares. Para esta nueva temporada, La Revuelta, que organiza todos los meses alguna cata donde el vino es un protagonista fundamental,  la inspiración cada mes será una obra literaria a partir de la cual se organizaran unas cenas donde platos y vinos tendrán estrecha relación con el entorno geográfico donde se desarrolle la obra. Así, en esta primera cata de Septiembre, se parte de la novela del escritor Alessandro Baricco, Seda, para recrear unas recetas de la cocina francesa, de la cocina japonesa y una fusión entre ambas. La novella narra la relación que, a través de su protagonista, se establece en el siglo XIX entre un pueblo francés donde su economía está muy relacionada con la fabricación de tejidos de seda y el Japón aún casi feudal, donde empieza a darse una lucha entre los partidarios de modernizar el país y abrirlo a Occidente y los que prefieren mantener la pureza de sus costumbres ancestrales, salvaguardandolo de las influencias extranjeras. El protagonista realiza diversos viajes entre Francia y Japón para conseguir los huevos con los que obtener gusanos de seda,  que proporcionarán los hilos de alta calidad para la manufactura de las caras sedas textiles. Una obra llena de lirismo, que nos transmite una melancolica serenidad y sirve a la organización de las catas para recrear el mundo gastronómico de ambos países. La cocinera Carmen de Lara, gerente y directora de la escuela de cocina Chef & Company, es la encargada de elaborar y explicar los platos en los que se basará esa noche de literatura y gastronomía, para la ocasión se ofrecerán los siguientes platos: Soupe de poisson a la rouille, como plato clásico de la cocina francesa, unos temakis de langostinos, como plato japonés y una Fricassé de pollo con shiitakes y pak choi, un plato de origen francés con influencias niponas como símbolo del encuentro de ambas culturas. Para acompañar tales platos se catarán tres vinos blancos franceses: Domaine de la Becassonne Côtes du Rhone 2012, elaborado con las variedades locales Roussanne y Marsanne; un Didier-Cade Gewürztraminer de Alsacia 2011 y un Goisot Aligoté de Borgoña 2010. Cada plato se acompañará de uno de los tres vinos, que serán comentados en sus características y en su armonía con cada plato. La cata de platos y vinos será el próximo miércoles 24 a las 20:30 en la Sala La Revuelta, calle Siete Revueltas, 33, junto a la Plaza del Pan, en pleno centro histórico de Sevilla, para participar en ella hay que inscribirse previamente, bien en la misma web de La Revuelta  http://laredvuelta.com/event/literatura-vinos-y-tapas/ o bien poniendose directamente en contacto con ellos, por cierto, que merece la pena al sitio, aunque sea solo por visitar la exposición que ahora cuelga de sus paredes y conocer unos de los espacios más cosmopolitas de Sevilla, una vieja nave industrial de primeros del siglo XX que conserva todo su sabor original, columnas de fundición, techos altos de vigas de madera, muros antiguos de ladrillos vistos. La cata con los tres platos y los tres vinos solo cuesta 30 euros, pero para las personas que se inscriban al menos dos o más juntas, hay un descuento del 10%. Una magnífica ocasión para empezar a conocer los vinos franceses  de míticas regiones como Borgoña o Alsacia y familiarizarse con uvas distintas a las que se cultivan en España, a la vez de poder disfrutar de recetas de la cocina internacional.

  • 1