lunes, 10 diciembre 2018
13:33
, última actualización
Deportes

Pocos Betis peores hubo en Segunda

Sólo hay una decena de registros más vulgares a estas alturas de Liga. Velázquez tiene la misma marca que la del año del descenso a Tercera y el cuarto peor registro de goles a favor.

el 21 oct 2014 / 13:51 h.

Tabla La temporada en Segunda División dura casi diez meses y se desarrolla a lo largo de 42 jornadas, pero si el Betis tiene los puestos de ascenso directo a cuatro puntos y está fuera de la zona de play off cuando ya han transcurrido casi tres meses y nueve jornadas de competición, no hay más remedio que pensar que su camino no acabará en la meta deseada por los verdiblancos: el retorno a Primera. Julio Velázquez ha recorrido algo más de la quinta parte del campeonato, que será el 100% del suyo particular si el sábado no vence al Recreativo, y el balance no puede ser más deprimente: cuatro victorias, dos empates y tres derrotas, 14 puntos, sólo 11 goles a favor y la novena posición. Con el mejor presupuesto de la categoría, el vallisoletano está dirigiendo uno de los peores Betis de la historia en Segunda. Velázquez ha conseguido 14 puntos, a razón de 1,5 por jornada. Sólo en 10 de las 27 temporadas que ha vivido en la división de plata presentaba el Betis un balance más triste. Huelga decir que las distintas plantillas, en la mayoría de los casos, no tenían ni de lejos el potencial que se atribuye a la de Velázquez. El peor de todos es el de la temporada 28-29, la del debut de la entidad en Segunda. En aquella remota ocasión, el novato todavía no había obtenido su primer triunfo en categoría nacional (lo logró en la décima jornada) y deambulaba en la última posición con cuatro empates y cinco derrotas. Al final del ejercicio no subió pero tampoco descendió, entre otras cosas porque ganó los cinco últimos encuentros. La mayoría de Betis peores que este de Velázquez no ascendieron. El de la 54-55, noveno a estas alturas, terminó en la quinta plaza, a cuatro puntos de la fase de ascenso y a seis del ascenso directo. El de la 69-70, quinto, finalizó cuarto, a sólo dos puntos de subir. El de la 92-93, séptimo, despidió la Liga como quinto, a siete puntos de la promoción y nueve del ascenso directo. Y el de la 68-69, quinto, clausuró el campeonato como séptimo clasificado, muy lejos (nueve puntos) del retorno a la división de honor. Incluso hubo un Betis que no es que no ascendiera... es que bajó a Tercera. Fue el de la 46-47, cuya marcha, además, era idéntica a la actual: 4G-2E-3P. Hay tres excepciones a la regla de que lo normal con semejantes números es no ascender: la 93-94, la 57-58 y la 66-67. En el primer caso, el Betis de Sergio Kresic llevaba 3 triunfos, 3 empates y 3 derrotas, con un gol average muy similar al actual: 10/10; ocupaba la undécima plaza. En el segundo, el Betis de Antonio Barrios ganó cuatro y perdió cinco, con un +2 en el balance goleador (16/14) y la decimotercera posición en la tabla. En el tercero, la trayectoria era idéntica a la anterior pero el equipo iba séptimo. Con el paso de las jornadas, estos tres Betis fueron remontando y terminaron subiendo a Primera, de forma directa los dos primeros y a través de una eliminatoria ante el Granada en 1967. El recorrido del Betis de Velázquez tiene poco o nada que ver con los otros siete ascensos verdiblancos. En el más reciente, el de la 2010-11, Pepe Mel tenía a su equipo líder, con 22 puntos (7G-1E-1P) y un +14 en el average (22 goles a favor y 8 en contra). En la 2000-01, Fernando Vázquez mejoraba por centímetros el balance actual: 15 puntos (4G-3E-2P). En la 89-90, el Betis de Juan Corbacho era tercero y ya llevaba 13 puntos de entonces (19 ahora). De ahí hacia atrás, todos los Betis ascensores eran segundos a estas alturas. En la 78-79, el de García Traid tenía 14 puntos (ahora también serían 19) y aún no había perdido (5G-4E-0P), igual que el Betis de la 73-74 (5G-4E-0P, 21/8 en el average). Una derrota había sufrido el de la 70-71 (4G-4E-1P, 16 puntos de los de ahora). En la 41-42, el Betis de la posguerra había conseguido 13 puntos (18 actuales) y era segundo (5G-3E-1P). Y queda el primer ascenso, el de la 31-32, con 12 puntos (17 con la regla de tres) tras un fulgurante inicio (5G-2E-2P). Qué pobreza ofensiva El Betis de Velázquez, que es el de Rubén Castro, Jorge Molina y Rennella, entre otros, ha marcado 11 goles. Con un potencial sin parangón en la categoría, el conjunto verdiblanco presenta sin embargo una marca indecorosa. Sólo tres de los 27 Betis de Segunda habían visto menos portería a estas alturas: el récord (8 dianas) está compartido por el de la 00-01, que curiosamente subió a Primera, y el de la 28-29. Por detrás aparece el de la 93-94, que también ascendió a pesar de llevar sólo 10 goles en la jornada 9ª. Los 11 goles de la 14-15 tienen un precedente en la 89-90, otro curso con ascenso final a la división de honor a pesar de todo. Así pues, este Betis mete menos goles que aquel que descendió a Tercera (46-47), entre otros tristes ejemplos.

  • 1