Economía

Ponga hortalizas en su vida

Un informe de la Universidad de Oxford concluye que comer ‘verde' alarga la vida.

el 26 dic 2010 / 19:56 h.

El verde vuelve a inundar la cesta de la compra. La sociedad, cada vez más, se conciencia de lo saludable que resulta comer de una forma sana y correcta. La dieta mediterránea vuelve a ganar terreno y a colarse en un gran porcentaje de las casas andaluzas.

Para refrendar este dato, la Organización Interprofesional de Frutas y Hortalizas de Andalucía (Hortyfruta) ha elaborado un documento en el que se relaciona el consumo de los productos hortofrutícolas (tomate, pimiento, berenjena, pepino y judía) con la prevención de determinadas enfermedades.

El informe confeccionado por Hortyfruta está respaldado por un estudio realizado por la Universidad de Oxford, en el cual se vincula directamente el consumo de estos alimentos con la posibilidad de poder evitar muertes por enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y cáncer, entre otras.

Para avalar las conclusiones de este informe, ponen como ejemplo al Reino Unido. Un país en el que, si todas las personas siguieran una dieta equilibrada con el consumo de cinco porciones de frutas y verduras al día, unas 33.000 vidas se salvarían al año. Según fuentes consultadas de Hortyfruta, "estos datos se pueden extrapolar al territorio nacional". De todas formas, aseguran "que todavía estamos lejos de llegar a ese hábito diario de buena alimentación".

En Andalucía, el rojo es síntoma de salud, puesto que muchas de sus recetas gastronómicas incluyen algún producto de este color entre los ingredientes indispensables. Precisamente, el tomate combate el reumatismo, previene y ayuda a superar los problemas urinarios, ayuda a la circulación de la sangre y remedia problemas hepáticos y digestivos.

Si quieren tener una buena presión arterial, no olviden incluir en su lista la compra de calabacín. Un antioxidante rico en vitamina C y potasio. Pero si lo que buscan es un producto de la tierra que sea bueno para la circulación, para prevenir males respiratorios y para el cáncer de próstata, lo idóneo es optar por el pimiento.

En la sartén ya están listos los ingredientes básicos de un buen sofrito (tomate y pimiento), pero Hortyfruta, organización que representa a aquellos productos andaluces cultivados de invernadero, ha querido resaltar los bienes de otros cultivos. Por ejemplo, las propiedades que proporciona la judía son numerosas. Por un lado, ayuda a disminuir el nivel de colesterol en la sangre y, por otro lado, es un buen antioxidante, lo que refuerza la lucha contra el envejecimiento y las enfermedades respiratorias.

El sector hortofrutícola andaluz en invernadero ocupa una posición de liderazgo en Europa, alcanzando cotas superiores al 80% en temporada de invierno.

Los mercados europeos se benefician de las propiedades de estos productos andaluces, en su mayoría procedentes de la provincia de Almería y de la costa de Granada, lo que se resume en 43.400 hectáreas que se traducen en 2.500 millones de euros de facturación y en 2,5 millones toneladas de producto que abastecen a más del 60% del consumo nacional.

110.000 empleos genera el invernadero
La industria de invernadero destinada al cultivo de productos hortofrutícolas da empleo, en la actualidad, a 110.000 trabajadores localizados, principalmente, en las provincias de Almería y Granada, que son las que más hectáreas dedican a este tipo de cultivo. De los ocupados, 76.350 pertenecen a las explotaciones agrícolas, 28.129 a las comercializadoras y 5.517 a la industria auxiliar.

Son algunos de los datos extraídos de la primera Radiografía del empleo en la horticultura andaluza de invernadero realizado por Hortyfruta.

De los agricultores que trabajan en invernaderos, un 68% corresponden a empleos fijos y el 32% son eventuales. Otro de los principales baluartes es la comercialización de los productos, cuya distribución se realiza a través de alhóndigas (25%), cooperativas y el Servicio Andaluz de Trabajadores (50%) y mayoristas en origen o almacenistas (25%).

Este crecimiento del empleo se ha desarrollado de una forma paralela a la evolución de la industria auxiliar, que contribuye con la creación de 5.517 puestos de trabajo. El municipio andaluz que tiene un mayor dinamismo en este sector es El Ejido, en Almería.

El salario que recibe un peón agrícola es de 5,55 euros la hora, es decir, que al finalizar una jornada laboral de ocho horas reciben un total de 45. La población inmigrante continúa siendo importante para el desarrollo de este sector productivo, puesto que aporta el 36% de la mano de obra. La mayoría de los inmigrantes proviene de Marruecos y Rumanía; entre los dos países suman el 60% del total.

  • 1