Economía

Portugal, todo un ejemplo

El Gobierno luso y el principal partido de la oposición sí se ponen de acuerdo en el plan de ajuste del déficit

el 13 may 2010 / 20:05 h.

Portugal siguió ayer el camino emprendido por España y anunció su propio plan para reducir el déficit público mediante un recorte del gasto, que también contempla la bajada del 5% en los salarios de los altos cargos y políticos, así como una subida de los impuestos y del IVA, que pasa del 20% al 21%.

Sin embargo, el país vecino se diferencia muy mucho de España, pues el paquete de medidas se aprobó en Consejo de Ministros, después de que Gobierno y oposición acordaran que no queda otra que remar en la misma dirección.

El primer ministro luso, el socialista José Sócrates, afirmó que el plan de austeridad, que persigue reducir este año el déficit del actual 9,4% hasta el 7,3% y dejarlo en el 4,6% en 2011, es necesario "para defender Portugal y la moneda única". Antes del anuncio, el jefe del Ejecutivo luso se reunió con el líder de la oposición, el conservador Pedro Passos Cohello, al que agradeció su actitud de colaboración ante unas medidas anticrisis que se adoptan, recordó, en el marco del esfuerzo de la UE para aumentar la credibilidad europea. Cohello sólo reclamó una fiscalización del gasto público y que el alza de impuestos excluyese a las pequeñas empresas.

Sócrates se mostró convencido de que los portugueses comprenderán la necesidad de este esfuerzo y no habrá conflictividad social. Así, restó dramatismo al anuncio y defendió que son cargas fiscales moderadas en sintonía con otros países, entre los que citó a España.

El IVA subirá el 1% tanto en su tipo más generalizado, -que Sócrates redujo el año pasado del 21 al 20%- como en el que se aplica a alimentos y servicios con gravámenes menores, del 12 y el 5%, que pasarán al 13 y al 6%, respectivamente.

  • 1