Local

'Prince of Persia. Las arenas del tiempo': Del monitor a la pantalla

Jerry Bruckheimer ha sido el encargado de producir este film, llamado a suceder a la saga de "Piratas del caribe".

el 20 may 2010 / 18:25 h.

TAGS:

La película está protagonizada por Jake Gyllenhaal.

Los amantes de esta apasionante y clásica saga de videojuegos nacida en los ochenta para el PC están de enhorabuena por partida doble. El Príncipe de Persia da el salto desde el monitor de la videoconsola (donde también se estrena nuevo capítulo, como se puede ver en nuestra página de videojuegos) hasta la gran pantalla. Jerry Bruckheimer ha sido el encargado de rodar este nuevo proyecto de la factoría Disney, que nace con el apellido The Sands of Time (Las arenas del tiempo) y con la intención y la esperanza de convertirse en saga y suceder a un serial que, pese a haber funcionado fantásticamente, comienza a acusar el agotamiento: Piratas del Caribe.


La película recoge los aires y el  espíritu de los cuentos de Las mil y una noches. Un rey y su hijo (el príncipe, cuyo verdadero nombre es Ervey) derrotan al maharajá gracias a la traición de su visir. Entre los exóticos tesoros del maharajá se encuentra un enorme reloj de arena y una daga. Pero sólo el visir conoce el terrible poder de estos objetos. Este siniestro personaje engaña al protagonista para que libere las arenas del tiempo. Este acto convierte en criaturas de arena a casi todos los presentes, incluido el rey, padre del protagonista. Y éste debe buscar la manera de deshacer el entuerto. En su aventura, contará con la ayuda de Farah, hija del depuesto maharajá.


El productor Jerry Bruckheimer es el hombre que estuvo detrás de algunos de los filmes más espectaculares de Hollywood, entre ellos los dos de La leyenda del tesoro perdido y los tres de Piratas del Caribe.


El rodaje de la película –protagonizada por Jake Gyllenhaal (más conocido por su actuación en Brokeback Mountain y The Day After Tomorrow) y por Sir Ben Kingsley y Alfred Molina–  abarcó más de cinco meses, requirió más de 2.000 personas en el equipo de realizadores y 400 extras en las locaciones de Marruecos y en los famosos estudios Pinewood de Londres e implicó la producción de 7.000 trajes realizados a mano.

En Marruecos, la filmación se realizó en localizaciones históricas en los alrededores de Marrakech y de Ouarzazate, así como en algunos de los escenarios más grandiosos que se hayan construido para una película de Hollywood.

  • 1