miércoles, 20 marzo 2019
12:28
, última actualización
Local

Protestas y propuestas

Sorprende la minuciosidad con la que las organizaciones o plataformas que se forman para la defensa de tal o cual enclave sopesan todo cuanto afecta al uso del suelo de su alrededor y lo poco que dedican a realizar propuestas el uso del enclave mismo.

el 15 sep 2009 / 17:06 h.

Sorprende la minuciosidad con la que las organizaciones o plataformas que se forman para la defensa de tal o cual enclave sopesan todo cuanto afecta al uso del suelo de su alrededor y lo poco que dedican a realizar propuestas el uso del enclave mismo. Siempre ha sido más fácil protestar que proponer. Tomemos como ejemplo el centro de interpretación del arquitecto Vázquez Consuegra en Baelo Claudia, vilipendiado con general aplauso por romper el paisaje, como si el paisaje fuera eterno y ése, en concreto, existiera desde la eternidad con las ruinas de la ciudad romana incluidas.

No se piensa que sus construcciones fueron las primeras en romper el paisaje que existía antes de que se levantaran; tampoco que, después, ha sido roto por las casas, bares y chiringuitos del poblado moderno. La divulgación del conocimiento científico de Baelo o cualquier otro lugar es muy difícil sin su interpretación expuesta en un edificio, pero instintivamente, nos cuesta menos renunciar al aprendizaje para todos que a una imagen que consideramos 'nuestra'. ¿Quién no recuerda la polémica por el edificio de la Previsión Española, de Moneo, que sustituía a la tapia monda y lironda de una fábrica de lámparas?

Mucho me temo que la diatriba sobre los yacimientos dolménicos en la cornisa del Aljarafe no acabe con el proyecto de la variante de la autovía sino que continúe y se avive ante las muchas decisiones que sean necesarias tomar en el proceso de planificación y puesta en valor económico-cultural de ese territorio. Tendrá que construirse allí un edificio museístico, plantearse un aparcamiento, abrirse una instalación de tienda y cafetería, servicios sanitarios... Si el sueño de la razón, a veces, produce monstruos, no sé cómo llamar a lo que puedan engendrar las ensoñaciones del sentimiento.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1