domingo, 16 diciembre 2018
19:24
, última actualización
Deportes

'Purito' Rodríguez pierde el Giro por sólo 16 segundos

El canadiense Ryder Hesjedal (Garmin) le arrebató la 'maglia rosa' definitiva en la crono de Milán. El belga Thomas de Gendt (Vacansoleil) completó el podio.

el 27 may 2012 / 20:38 h.

Rodríguez y De Gendt flanquean en el podio al campeón, Hesjedal.

Ryder Hesjedal (Garmin), un canadiense de padres noruegos, se consagró, junto a la majestuosa fachada del Duomo milanés, como campeón del Giro de Italia con 16 segundos de ventaja sobre el español Joaquim Rodríguez (Katusha), que en la última etapa, una contrarreloj de 28,2 kilómetros, no pudo defender los 31 segundos de ventaja con que partía.

Purito hubo de conformarse con el segundo puesto en el podio con la cuarta menor diferencia de la historia de la ronda italiana, seguido del belga Thomas de Gendt (Vacansoleil), a 1:39 del ganador.

Michele Scarponi (Lampre) terminó cuarto, a 2:05, y por primera vez desde 1995, el ciclismo italiano no está presente en el cajón de honor de la carrera rosa.La victoria en la última etapa fue para el italiano Marco Pinotti (BMC), con un tiempo de 33:06, seguido del británico Geraint Thomas (Sky), a 39 segundos, y del neozelandés Jesse Sergeant (RadioShack), a 53. Hesjedal fue sexto, a 1:09 y Purito Rodríguez invirtió 47 segundos más que el canadiense.

Hesjedal, que en 2010 acabó sexto el Tour de Francia, se convierte, de esta forma, en el primer ciclista canadiense que gana una de las tres grandes vueltas (Tour, Giro y Vuelta).

La organización decidió, pocas horas antes de la salida, reducir en 1,8 kilómetros el recorrido de la contrarreloj “por razones de viabilidad”, de forma que se quedaba en 28,2, pero aún así el gran favorito seguía siendo Hesjedal, un corredor notable contra el crono, que partía con sólo 31 segundos de desventaja.

Era un recorrido técnico por las calles de Milán, con largas rectas y varias curvas, sobre todo en el último kilómetro. Purito reconoció, la víspera, que necesitaba “un milagro” para ganar el Giro, y por si fuera poco, horas antes de tomar la salida sufrió una caída mientras entrenaba, aunque sólo sufrió rasguños.

A las 16.40 tomó la salida Joaquim Rodríguez, dos minutos después que Hesjedal. El canadiense, obligado a reducir, al menos, un segundo por kilómetro el margen de Purito, se mostró agresivo desde la rampa de salida, rozando al público en las curvas. En el primer control (km.11,7), Hesjedal, con un parcial de 13:55, le había comido ya 29 segundos al catalán (14:24), y unos metros después el canadiense ya era líder virtual: el GPS marcaba 33 segundos a su favor.

En el segundo punto intermedio (km.22,3), la ventaja de Hesjedal había crecido hasta los 44 segundos, y de ahí hasta la meta el canadiense la aumentó en tres más.

El belga De Gendt, que necesitaba restar 28 segundos a Scarponi para arrebatarle el tercer puesto en el podio final, logró su objetivo al batir al italiano por 53.

Hesjedal se convirtió el pasado día 12 en el primer canadiense que vestía la maglia rosa de líder, y a partir de ahí sostuvo un pulso particular con Purito Rodríguez, que en la antepenúltima etapa cedió 12 segundos y ganó 14 al día siguiente para afrontar la crono definitiva con una renta de 31, que resultó insuficiente.

  • 1