lunes, 18 marzo 2019
17:53
, última actualización
Local

Reclama el alejamiento de su pareja, minusválido en un 84%

La juez lo deniega al no ver «riesgo de que pueda causarle daño».

el 28 abr 2010 / 18:59 h.

TAGS:

La juez de Violencia de Género de Sevilla denegó ayer la orden de alejamiento pedida para un hombre que sufre una distrofia muscular del 84%, está confinado en una silla de ruedas y fue denunciado por su compañera por amenazarla con un cuchillo. Fuentes de su defensa informaron ayer a Efe de que el acusado R.R.L., de 51 años, fue detenido el pasado martes y conducido ante la juez de Violencia de Género 3 de Sevilla, tras haber sido denunciado por su compañera de amenazarla con un cuchillo en su domicilio de Sevilla.

R.R.L. quedó en libertad, sin medidas de alejamiento pero imputado de un presunto delito de violencia en el ámbito familiar, por el que previsiblemente será enjuiciado en un juzgado penal y podría enfrentarse a una condena de varios años de cárcel.
La juez emitió ayer un auto en el que rechaza las medidas de alejamiento pedidas por la denunciante, al no observar "indicios de riesgo objetivo de que pueda causarle un daño", según informaron a Efe las mencionadas fuentes judiciales.

El hombre sufre una distrofia muscular que la causa una minusvalía en el 84% de su cuerpo, por lo que debe utilizar una silla de ruedas y precisa oxígeno para respirar.
En su declaración ante la juez, el hombre reconoció haber mantenido una discusión pero negó las amenazas con el cuchillo y haber insultado a su compañera diciendo que la hija común no era suya, acusación infundada puesto que la niña, de diez años, ha heredado la misma distrofia muscular, según afirmó.

El acusado explicó que necesita a su compañera para las actividades básicas de la vida y atribuyó la discusión a discrepancias sobre la paga de dependencia que percibe.
La defensa se opuso a las medidas de alejamiento a la vista del deterioro físico del acusado, que no fue capaz de sujetar entre sus dedos el bolígrafo con el que firmó su declaración, según aseguró a Efe.

El abogado de la mujer solicitó también medidas civiles para la futura separación de la pareja, han explicado las citadas fuentes.

Según la memoria de la Fiscalía de Violencia contra la Mujer sobre el ejercicio 2009, las mujeres víctimas de malos tratos cada vez solicitan más órdenes de protección para evitar nuevas agresiones de sus parejas. En sólo un año, el número de solicitudes casi se ha duplicado, y en la misma medida han aumentado las aprobadas por los juzgados de Violencia.

Durante 2009, los jueces dictaron un 40% más de este tipo de medidas cautelares, que suponen que la Policía vigile a las mujeres que hayan sido víctimas de algún tipo de agresión.

El año pasado, 2.031 víctimas reclamaron a los jueces una orden de protección, frente a las 1.064 que se pidieron en 2008 y a las 538 que se solicitaron en 2007. Esto supone un incremento anual de casi el 50%.

  • 1