miércoles, 21 noviembre 2018
02:43
, última actualización
Local

Renovación frente a cambio de modelo

García Porras destaca la necesidad de un cambio de mentalidad que parta de la educación para que los niños “piensen diferente”.

el 27 jun 2012 / 20:08 h.

TAGS:

Un cambio de mentalidad en la sociedad española es fundamental para hacer frente a los problemas que está padeciendo la economía real ante la profunda crisis. Así lo aseveró ayer el jefe de la Unidad Política para la Innovación Industrial en la Comisión Europea, Bonifacio García Porras, durante el debate del foro Hablemos de Europa. En este sentido, declaró que, aunque los organismos públicos tienen mecanismos para desarrollar este cambio, "es un tema que nos corresponde a todos y cada uno de nosotros". "Tenemos que ayudar a nuestros hijos a pensar de manera diferente, a no buscar la solución en papá Estado y mamá comunidad autónoma", añadió.

En cualquier caso, reconoció que la crisis económica, aunque genera oportunidades en éste y muchos sentidos, se está enfocando desde un punto de vista demasiado cortoplacista. "En este punto hay que hacer un esfuerzo para mirar al futuro", incidió. Y aquí señaló la importancia de que las universidades trabajen en proyectos concretos que den lugar a nuevas oportunidades.

A este respecto, el director gerente de la Asociación de Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía (Aicia), Pablo Cortés, destacó la necesidad de "pensar en grande". Por su parte, el investigador principal de Innovación industrial de IPTS-CE, Fernando Hervás, recalcó que el cambio de mentalidad "se debe dar también en la universidad". "Aún se ve como un tabú la colaboración con empresas privadas porque hay una carga ideológica asentada muy grande", destacó. En este debate, Cortés defendió que el proceso debe ser "bidireccional", ya que la empresa, en concreto la andaluza, no se preocupa de tener grandes universitarios en los puestos de dirección. "España es de los países con menos doctores en la empresa a pesar de ser de los que más tiene", señaló.

Del lado de la administración pública tomó la palabra el secretario general de Innovación, Industria y Energía de la Junta, Juan María González, quien destacó que la I+D+I en Andalucía ha crecido a un nivel superior a la media nacional, en concreto, un 10%, frente al 1,1% de caída española, y salió en defensa de la empresa regional, a quien responsabilizó en gran medida de este crecimiento. "Hay que pensar la manera de plantear la estrategia de la innovación de forma más coordinada y no hay que olvidar que es la suma de la invención y la comercialización", sentenció, a lo que Hervás sumó la importancia de "concentración y la especialización" para ganar mercado. González afirmó que en este sentido sí ha habido una estrategia marcada por las instituciones y destacó "la importancia de buscar la renovación del modelo productivo, no su cambio".

Pero, sin duda, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta España es a su alta cifra de desempleo. García Porras defendió que el diseño para la innovación es "muy importante" y su desarrollo implicará "la contratación de diseñadores en las empresas". "El objetivo es dar valor añadido al producto final", subrayó.

El consejero del Grupo Iturri Ginés Pastor incidió en el papel de la banca, "que no creo que se paren a pensar en nanotecnología", afirmó. E hizo la siguiente reflexión: "Si los bancos están dedicados ahora a pensar en sí mismos, ¿cómo van a apoyar ideas avaladas por la Universidad?". En respuesta a esta pregunta, el director regional sur de BBVA, Luis Llorens, destacó que el banco "no es un inversionista, es un prestamista, por lo que no es su labor respaldar estos proyectos". En este sentido, puso de ejemplo a EEUU, donde es la empresa privada la que apoya económicamente a los emprendedores. Además, Llorens destacó que pocos emprendedores se acercan a las oficinas de su banco con proyectos a los que prestar. Cortés destacó a este respecto que la diferencia con EEUU es que "en España no existe un problema de creatividad sino de financiación".

De parte de los empresarios habló el vicepresidente de la CES Antonio Lappí quien destacó que el problema al que se enfrenta España es al de la "educación cívica", ya que ni siquiera dentro del territorio "nos ponemos de acuerdo". Además, incidió en la necesidad de que la clase empresarial "cambie el modo de pensar" para aportar su grano de arena a la dinamización de la economía.

Ejemplo de éxito en estos momentos de crisis es Mercadona. La directora de comunicación en Andalucía de la compañía, Carmen González, destacó la importancia que ha tenido la aplicación de la innovación en la empresa "de una forma transversal", de manera que todo lo que "no añade valor para el cliente se elimina, algo que nos ha hecho ver la crisis". "La innovación es un concepto muy amplio, no sólo tecnológico", sentenció.

  • 1