Local

Restauración a vida o muerte

Tras rehabilitar el retablo, el suelo y la fachada de la capilla de San Bartolomé, la hermandad de Jesús Nazareno está restaurando ahora el paso de la Oración en el Huerto, que procesiona cada Domingo de Ramos por Utrera.

el 15 sep 2009 / 12:10 h.

TAGS:

Tras rehabilitar el retablo, el suelo y la fachada de la capilla de San Bartolomé, la hermandad de Jesús Nazareno está restaurando ahora el paso de la Oración en el Huerto, que procesiona cada Domingo de Ramos por Utrera.

El hermano mayor, Antonio Cabrera, explicó que el presupuesto del proyecto ronda los 66.000 euros, "si los trabajos se llevan a cabo en dos años, algo que depende de las posibilidades económicas de la corporación".

El 5 de abril de 2009 los cofrades podrán ver acometida la primera fase, correspondiente a la restauración del canasto del paso, "la parte más importante y complicada". Posteriormente, se irán efectuando los arreglos en los respiraderos y en los candelabros de guardabrisa.

"Por el informe de los distintos técnicos que han visto el paso, las numerosas grietas, las pérdidas de dorado y de piezas, las deformaciones en la madera, etcétera, obligan a dejar en la propia madera estas andas, para consolidarlas y dorarlas de nuevo", comentó el hermano mayor. Dicho trabajo se está realizando en el taller de los doradores Jiménez y Sanmartín, en Sevilla.

deterioro. El paso, que data del año 1917, se doró por última vez en 1972, a manos de Herrera y Feria. Desde entonces, no se había intervenido sobre él en ningún momento. Sirvió para portar la imagen de Jesús Nazareno hasta principios de los años 90 del siglo pasado, heredándolo entonces el misterio de la Oración en el Huerto.

El hermano mayor afirmó que "son muchos años dando servicio y sin contar con el mantenimiento adecuado, algo que ha hecho que su estado actual sea lamentable, tanto que ya no es posible ni siquiera conservar su dorado actual".

De igual modo, expuso que, "al estar guardado en la antigua casa del capellán, anexa a la capilla, la humedad también le ha afectado, e incluso la reforma en el paso para ampliarlo, perjudicó a la parte central del canasto".

Dada esta situación, la junta de gobierno de la corporación debía decidir: "O se arreglaba ya, o se perdía". La decisión fue afirmativa porque se tuvo en cuenta que por las malas condiciones en que se encuentra, este paso podría dejar de procesionar, como ya le ocurrió en otras ocasiones, pero que fueron reversibles. "Hoy, si se abandona a su destino, las consecuencias podrían ser más negativas", convino el hermano mayor.

Lo que no va a cambiar es la fisonomía del paso una vez se restaure, ya que no se va a eliminar la palmera que porta. "Hemos querido ser respetuosos con la historia", señaló el máximo responsable de la cofradía, quien recordó que "cuando se estrenó el misterio, iba igual que ahora, y la palmera se incorporó porque la hermandad de Monte Sión la llevaba, imitando a la capital hispalense".

Sin embargo, "esta cofradía la quitó, y Utrera sigue conservándola". Y lo que tampoco variará será el número de apóstoles que conforman el conjunto, donde se puede ver a San Juan y San Pedro, pero no a Santiago, por falta de espacio.

No es el paso más antiguo de la Semana Santa local: lo es el de misterio de la Vera Cruz, que data del siglo XIX, procedente de la Esperanza de Triana de Sevilla, aunque fue muy reformado y remodelado en el XX, y que en Utrera procesiona desde comienzos de los años 70 del siglo pasado. Pero el de la Oración en el Huerto sí es el que mayor número de salidas procesionales ha efectuado.

  • 1