jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Local

Revisión de las alcantarrillas en Écija por el temor a nuevas riadas

El Ayuntamiento afirma estar preparado ante una tromba de agua y la crecida del arroyo Argamasilla

el 23 oct 2011 / 19:26 h.

TAGS:

Écija no quiere verse otra vez con el agua al cuello y ser la desgraciada víctima de las crecidas del río Genil y el arroyo Argamasilla. Por ello y en previsión de lluvias, el Ayuntamiento ecijano prosigue con los trabajos para prevenir inundaciones, en este caso con la limpieza del alcantarillado.


La concejalía de Agricultura y Medio Ambiente, en colaboración con la empresa Aqua Campiña, responsable del abastecimiento de agua en la ciudad y encargada de prestar el servicio de limpieza y control de las alcantarillas, han puesto en marcha un protocolo de actuación para la revisión del alcantarillado "en los puntos más importantes y conflictivos de la ciudad", según el Ayuntamiento, "todo ello en previsión de las próximas lluvias propias del otoño-invierno".


Entre otros puntos, se ha llevado a cabo la inspección del tramo de alcantarillado que transcurre desde la plaza de Colón hasta el cruce de Puerta Palma, en la que el concejal del ramo, Carlos Onetti, ha podido comprobar "de primera mano que este punto se encuentra totalmente limpio, y no hay ningún objeto que pudiera obstaculizar la bajada del agua", señala.


Según Onetti, "las denuncias de los vecinos de la zona nos han traído a este tramo de la calle Calzada con Puerta Palma donde se podrían producir los atranques, que hacen que las alcantarillas no traguen el agua tan rápido como debieran". En estas tareas de limpieza y control de los colectores de aguas residuales y pluviales se inscriben también las llevadas a cabo en el tramo soterrado del arroyo Argamasilla, cuyo cauce "no tiene ningún tipo de sedimentos y se encuentra en perfecto estado de limpieza para afrontar las lluvias", según la Junta de Andalucía, que ha financiado el acondicionamiento de este colector, que acumulaba tanta suciedad que se atrancó e inundó hasta cinco veces varios barrios de la ciudad al desbordarse por lluvias el pasado invierno.


Además de garantizar la limpieza del tramo subterráneo del Argamasilla, la Junta asegura que las obras de desvío del arroyo "continúan a buen ritmo", y las bombas para sacar agua del arroyo hacia el Genil están en buen estado para cuando llegue la temporada de las lluvias.


Para el equipo de gobierno municipal, las tareas de limpieza del arroyo Argamasilla -que la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua, Aqua Campiña, se ha comprometido a limpiar dos veces al año- y de la red de alcantarillas son "la parte municipal" de las tareas para prevenir inundaciones.


En este sentido, el alcalde astigitano, Ricardo Gil-Toresano (PP), asegura que su equipo de gobierno ha cumplido con su parte, e indica que "si hay algún peligro de inundaciones en Écija, vendría por la crecida del río Genil", que el regidor considera que se debe dragar en el tramo entre el Puente Romano y el Puente de Hierro, para garantizar la tranquilidad de los vecinos ante posibles nuevas riadas, como las vividas por la ciudad entre el 7 y el 31 de diciembre del pasado año.


Ese dragado tiene un coste de un millón de euros, que se eleva hasta 1,6 millones si se suma el proyecto de construir con el material retirado del fondo del río un talud de defensa en la pedanía astigitana de Isla del Vicario "para proteger a las 200 personas que viven en una zona que cada año se inunda", indica el alcalde.


Estas medidas, dragado y muro de defensa en Isla del Vicario, tendrían que ser costeadas por la Junta de Andalucía, a juicio del primer edil astigitano, puesto que las arcas municipales se encuentran en estos momentos "totalmente vacías".

  • 1