martes, 26 marzo 2019
22:37
, última actualización
Deportes

Robredo liquida al taiwanés Lu y se las verá con Roddick

Tommy Robredo se convirtió ayer en el primer español en alcanzar los octavos de final del Abierto de Australia, primer 'grande' de la temporada, mientras que David Ferrer no corrió tanta suerte y dijo adiós a la cita. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:38 h.

Tommy Robredo se convirtió ayer en el primer español en alcanzar los octavos de final del Abierto de Australia, primer 'grande' de la temporada, mientras que David Ferrer no corrió tanta suerte y dijo adiós a la cita.

El gerundense, vigésimo primer cabeza de serie, alcanzó por tercera ocasión en su carrera la cuarta ronda del torneo tras derrotar sin paliativos al taiwanés Yen-Hsun Lu en tres mangas por 6-1, 6-3, 6-2 y ahora intentará meterse en cuartos de final, su mejor resultado (2007), frente al estadounidense Andy Roddick, verdugo del galo Fabrice Santoro (6-3, 6-4, 6-2).

El catalán llegaba al partido tras mostrarse sólido ante Reynolds y Troicki, pero nada confiado por su cruce ante el asiático, revelación de la cita después de haber apeado al argentino David Nalbandián.

Por ello, Robredo apenas dio concesiones y estuvo muy concentrado, sobre todo con su servicio. Así, en menos de media hora mandaba por un contundente 6-1 en el marcador tras aprovechar sus tres bolas de break. Lu no encontraba la forma de incomodar al español, que volvió a dominar el siguiente parcial (4-2) que podría haber cerrado antes si no hubiese cedido su saque por primera vez en todo el abierto australiano (4-3).

Sin embargo, el de Hostalric le devolvió la moneda en el siguiente juego y con su servicio sentenció el 6-3. El taiwanés tampoco ofreció resistencia en el tercer set. Empezó, tras recibir asistencia, con 2-1, pero luego recibió cinco juegos consecutivos.

De todos modos, la jornada no fue completa porque David Ferrer, undécimo favorito, se quedó en la tercera ronda al perder con el croata Marin Cilic, decimonoveno cabeza de serie y un jugador en franca progresión, por 7-6 (5), 6-3 y 6-4. El de Jávea tuvo sus opciones, pero estuvo demasiado errático y desperdició sus ventajas ante un rival que estuvo más agresivo en la pista.

De los favoritos, el suizo Roger Federer, segundo cabeza de serie, y el serbio Novak Djokovic, campeón de 2008, también se metieron en los octavos de final. El ex número uno del mundo se deshizo con más facilidad de la esperada por 6-4, 6-2 y 7-6 (5) del ruso Marat Safin, y ahora se medirá con el checo Tomas Berdych. Por su parte, Djokovic pasó más apuros para ganar al estadounidense de origen bosnio Amer Delic por 6-2, 4-6, 6-3 y 7-6 (4).

En el torneo femenino, la gran sorpresa del día fue la eliminación de la serbia Ana Ivanovic, finalista de la pasada edición, que no pudo con la rusa Alisa Kleyabnova por 7-5, 6-7 (5), 6-2.

  • 1