viernes, 22 febrero 2019
23:59
, última actualización
Economía

Salas Burzón reaparece y critica la gestión de los administradores

Advierte del embargo de inmuebles de Contsa por no pagar las hipotecas.

el 21 jul 2010 / 17:23 h.

José Salas Burzón, ayer antes de comparecer en el despacho de su abogado, Tulio García.

Prácticamente un mes después de su salida de la cárcel, el que fuera presidente de la inmobiliaria Contsa, José Salas Burzón, reapareció ayer públicamente ante los medios de comunicación.

Y lo hizo para denunciar la mala gestión que, a su juicio, están desarrollando los administradores concursales -encargados de la empresa tras declararse en concurso voluntario de acreedores en febrero de 2008- sobre el patrimonio inmobiliario de Contsa, pues se están comenzando a embargar algunas propiedades y otras ya tienen fecha de subasta.

Salas Burzón, acompañado de su abogado Tulio García O'Neill, indicó que han presentado un escrito al Juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla para requerir información de la actuación de la administración concursal sobre estos inmuebles, aunque como precisó el letrado, el juez no está obligado a facilitarla.

Así, reconoció que el margen de maniobra con el que cuenta su defendido es "legalmente pequeño" puesto que el que tiene la capacidad de reclamar esa información es el propio juez.

"Queremos ver qué pasa con el patrimonio de Contsa porque, si las cosas son como parecen, éste habrá desaparecido por las ejecuciones hipotecarias [embargos]". Así, el ex propietario de Contsa lamentó que los administradores concursales no hayan pagado las cuotas de las hipotecas, que no hayan alquilado ciertas propiedades o incluso vendido alguna para evitar los embargos y que hayan paralizado las promociones en ejecución.

Aunque Tulio García admitió que no cuentan con "datos contrastados", indicó que en la cuenta corriente de Contsa Corporación Empresarial "tenía que haber entre tres y diez millones de euros", por lo que reclamaron explicaciones para saber por qué no se han hecho los pagos.

"Es por una mala gestión de la administración concursal, le duela a quien le duela", espetó José Salas, que detalló que de los más de cincuenta inmuebles propiedad de Contsa, algo más de una treintena estaban hipotecados, por lo que expresó su temor a que la sociedad pierda todo su patrimonio. De momento, a fecha de 15 de julio, tenían constancia de cuatro ejecuciones hipotecarias, si bien no descartaron que la cifra siga creciendo.

Así, consideró que la situación actual de suspensión de pagos de la empresa tiene dos maneras de acabar, "vía liquidación para hacer frente a las deudas de los acreedores que se pueda o con un convenio [de acreedores]. Si no se paga ningún préstamo no va a haber nada que conveniar ni que liquidar", sentenció.

Para Salas Burzón, desde el primer momento Contsa ha sido tratada por los administradores "como si no tuviera ninguna viabilidad y estuviera abocada a la liquidación", algo que rechazó.

"Los administradores lo que considero que deben hacer es administrar, pero como hay un delincuente -en referencia a él mismo-, pues todo es ilegal y hay que ir a la liquidación", espetó.

Además, puso el acento en que los inmuebles se están devaluando a un ritmo del 20% anual, teniendo en cuenta los intereses de demora por el impago de las hipotecas. Por ello, su abogado no desterró la idea de que, si finalmente hay indicios de responsabilidad en los administradores, tomen medidas.

DENUNCIA PÚBLICA. La comparecencia de Salas Burzón de ayer viene a sumarse a la queja pública que ya expresara el abogado Javier Loscertales, afectado de Contsa y promotor de una iniciativa de propuesta de convenio, en junio del año pasado.

En rueda de prensa en aquellas fechas, el letrado ya indicó que algunas de las acciones de los administradores concursales estaban dirigiendo a Contsa hacia una liquidación "apresurada", lo que conllevaría, en su opinión, que los acreedores -que suman más de 1.600- sólo consiguiesen recuperar una parte testimonial de sus inversiones, entre un 1% y 2%, ya que supondría deshacerse de los activos de la misma a precios "muy por debajo del valor de mercado e incluso de los 28,4 millones de euros" en los que se tasaba su valor en el informe concursal.

El edificio de Javier Lasso de la Vega sale a subasta

Si no cambia nada hasta entonces, muchos ojos estarán muy atentos a lo que ocurra el próximo 20 de octubre. Es el día en el que está fijada la subasta de un 'caramelo' inmobiliario, el edificio que fuera sede de Contsa Corporación Empresarial, ubicado en la calle Javier Lasso de la Vega, en pleno corazón de la capital.

Según señaló ayer el abogado de Salas Burzón, Tulio García, el inmueble está tasado en 3,8 millones de euros. Sin embargo en la subasta podría pagarse por él un precio menor.

A este respecto, el ex propietario de Contsa lamentó que el valor del edificio es muy superior y que, en su día -eran también otros tiempos-, llegó a tener sobre la mesa varias ofertas de compra "por más de 10 millones de euros".

También está previsto que salga a subasta un local en la calle Júpiter tasado en 800.000 euros.

  • 1