jueves, 21 marzo 2019
10:32
, última actualización
Deportes

Samaranch recibe el último adiós con los máximos honores

Juan Antonio Samaranch recibió ayer el último adiós en Barcelona. La Familia Real acudió al funeral y algunos de los deportistas más importantes del país portaron su féretro.

el 22 abr 2010 / 19:19 h.

Rafa Nadal y David Barrufet, entre otros, llevan el ataúd.

La Catedral de Barcelona acogió ayer la misa de funeral por el ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Juan Antonio Samaranch, oficiada por el arzobispo de Barcelona, Lluís María Sistach, y con la asistencia de los Reyes y de las Infantas Elena y Cristina.

Samaranch recibió un funeral de rango similar al de un Jefe de Estado, con la presencia de representantes de casas reales europeas, como Constantino de Grecia y Alberto de Mónaco, y del presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, los ministros Carme Chacon y Celestino Corbacho, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, estuvieron presentes en el acto. A la presencia institucional se sumó la de la familia olímpica y del deporte, simbolizada por los deportistas que portaron el féretro tanto a la entrada como a la salida de la catedral.

Jordi Villacampa (baloncesto), Gemma Mengual (natación sincronizada), Rafael Nadal (tenis), David Barrufet (balonmano), Pol Amat (hockey hierba), Beatriz Ferrer-Salat (hípica), José Luis Doreste (vela) y Manel Estiarte (waterpolo) portaron el ataúd.

El hijo del fallecido, Juan Antonio Samaranch Salisachs, agradeció la presencia de los asistentes y abogó por que el legado de su padre se convierta en una "fuerza del bien de los ideales olímpicos que nos mueven".

HOMENAJE. Antes, al mediodía, Samaranch recibió un homenaje institucional en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, previo a la apertura de la capilla ardiente al público.

El Príncipe Felipe destacó la "permanente entrega a Barcelona, Cataluña y España" de Samaranch, de quien dijo que le inculcó en su corazón el "espíritu olímpico".

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, destacó que Samaranch fue "la personalidad olímpica más importante" después del fundador de este movimiento, Pierre de Coubertin.

La hija del fallecido, María Teresa Samaranch, fue la persona encargada de cerrar los parlamentos agradeciendo las muestras de afecto: "Juan Antonio tenía dos familias, nosotros éramos la íntima, pero la otra eran el deporte y los deportistas. Desde que éramos unos niños fue así y con ello hemos crecido, desde el ‘Contamos contigo' hasta el ‘Amigos para siempre'", dijo su hija, quien dio paso, por expreso deseo de su padre, a la interpretación de la canción ‘Amigos para siempre', himno de los Juegos de Barcelona'92, en la versión de Sarah Brighman y Josep Carreras.

  • 1