sábado, 20 abril 2019
00:46
, última actualización
Local

San Pablo se adapta a la nueva estrategia de Airbus

Amplía las instalaciones de revisión y reparación de aviones

el 20 ene 2010 / 20:46 h.

TAGS:

Los tiempos cambian y, con ellos, las estrategias empresariales. El fabricante aeronáutico europeo EADS y su filial Airbus han puesto el acento en el potencial de crecimiento del negocio de servicios a clientes, que no es otra cosa que asumir, tras la venta de los aviones, las tareas de mantenimiento, revisión y reparación de los mismos.

Con ese enfoque, Airbus Military -el área de negocio responsable de la rama de aviación militar y de misiones y que se integra desde el año pasado bajo el ala de Airbus- inauguró ayer oficialmente las nuevas instalaciones de San Pablo Norte en Sevilla. Esta planta, muy próxima al aeropuerto sevillano, albergaba hasta hace prácticamente un año la línea de montaje final de los aviones de transporte ligero y medio C212, CN235 y C295 (de tres, seis y nueve toneladas de capacidad de carga, respectivamente), que fue trasladada a la nueva factoría de San Pablo Sur, que es donde actualmente se ensambla el A400M, el producto estrella de la familia militar de Airbus, concentrando así en un mismo espacio las dos líneas de montaje.

En este tiempo, San Pablo Norte ha centrado su actividad en el mantenimiento y revisión de aeronaves, aunque en los últimos meses la compañía ha invertido casi un millón de euros para ampliar su capacidad -la superficie de las instalaciones ha pasado de 5.400 a 9.320 metros cuadrados-, modernizar sus instalaciones y mejorar los servicios que ofrece a sus clientes, entre los que se encuentran el Ejército del Aire español y países como Ecuador y Polonia, entre otros.

El negocio de los servicios posventa en San Pablo se tradujo en un volumen de facturación de 25 millones de euros el año pasado, ejercicio en el que esta actividad experimentó un fuerte crecimiento del 60%, según explicó el director de Servicios de Airbus, Richard Thompson, que precisó que fueron 40 los aviones que se pusieron a punto en estas instalaciones. A partir de este año, suma un 30% más de capacidad.

Pero esas cifras no reflejan los objetivos. Las expectativas del fabricante son mucho más ambiciosas. Esta pata del negocio representa hoy día algo más del 10% de la facturación, aunque la previsión es que concentre un 25% para el horizonte de 2020.

No en vano, la inversión acometida -con la que es capaz de atender seis aviones de forma simultánea frente a los cuatro para los que tenía capacidad hasta ahora- persigue que San Pablo esté preparado para captar la máxima carga de trabajo en los servicios de reparación y revisión del A400M, así como de los aviones tanqueros A330 MRTT (de reabastecimiento en vuelo), que se montan en Getafe (Madrid).

Con este planteamiento, Thompson precisó que se pretende mantener un crecimiento del 10% anual a lo largo de esta década, para dar "un salto cuantitativo" gracias a los dos programas anteriores, y alcanzar en 2020 una facturación de 1.000 millones de euros.
Así pues, el responsable de Operaciones de Airbus Military, Alberto Gutiérrez, incidió en que la planta de Sevilla aspira a convertirse "en un centro de excelencia para Europa" en este tipo de actividades, para lo que se ha dotado a las instalaciones de los mejores medios industriales y sistemas informáticos.

No obstante, precisó que no será una tarea sencilla, pues habrá que ofrecer precios competitivos para evitar que cada país cliente -del A400M y de los aviones cisterna- asuma estos trabajos en sus naciones. Y eso sin contar con que están comenzando a surgir empresas privadas para atender este nicho de mercado e incluso las Maestranzas Aéreas.

Al frente del nuevo Centro de Servicios de MRO (Mantenimiento, Reparaciones y Revisiones por sus siglas en inglés) se encuentra Victoria Vallecillos, quien destacó que los servicios son "vitales para conservar la cartera de clientes". Junto a estos trabajos, en San Pablo Norte -donde cada día acude a trabajar un millar de personas entre plantilla y personal de subcontratas- se mantiene aún la formación en simuladores que, no obstante, pasará a la nueva escuela de pilotos que se levanta junto a la planta de montaje del A400M. Y, sobre la reunión de EADS de hoy con las naciones clientes para abordar el futuro de este avión, Gutiérrez se limitó a decir que espera "con expectación" sus resultados.

Reunión decisiva para el A400M 

Los ministros de Defensa de España, Carme Chacón, y de Francia, Hervé Morin, presionarán hoy a EADS en la reunión que sentará en Berlín a los siete países clientes y al fabricante aeronáutico para que éste asuma una gran parte de los sobrecostes generados por los retrasos del A400M.

Tras reunirse en París, Chacón y Morin dijeron que afrontan dicho encuentro con "optimismo" de cara a desbloquear las negociaciones.

Tanto España como Francia han defendido siempre su continuidad, mientras que otros clientes, como Alemania o el Reino Unido, han mostrado más dudas. La ministra española, aunque señaló que España no ha cuantificado qué parte del coste extra está dispuesta a asumir, indicó que "hará el esfuerzo que le corresponda" para que el proyecto siga adelante. Así, abundó en que "existe la voluntad política de las siete naciones".

Más tajante se mostró el ministro francés, que señaló que "EADS debe pagar una parte muy significativa de los sobrecostes", estimados en 11.000 millones, por los tres años de retrasos que acumula el A400M.

  • 1