miércoles, 20 marzo 2019
12:16
, última actualización
Cultura

Savater conquista el Planeta

Por una vez, las predicciones no erraron y Fernando Savater, favorito para la 57a edición del Premio Planeta de novela, se alzó con el galardón y sus 601.000 euros gracias a la novela presentada con el título La curva del Pardo.

el 15 sep 2009 / 16:50 h.

Por una vez, las predicciones no erraron y Fernando Savater, favorito para la 57a edición del Premio Planeta de novela, se alzó con el galardón y sus 601.000 euros gracias a la novela presentada con el título La curva del Pardo. La escritora Ángela Vallvey dio la sorpresa al alzarse como finalista con La inocencia de los bárbaros.

La noche barcelonesa no podía ser más planetaria. Mientras L'Auditori de la Ciudad Condal rendía homenaje al grupo de rock independiente Los Planetas, el Palau de Congressos de Catalunya acogía la tradicional cena en la que se conocería el ganador del Planeta 2008, una ceremonia presidida por la Infanta Cristina de Borbón y su marido, Iñaki Urdangarín, duques de Palma.

Llegado el gran momento, unos minutos antes de la medianoche, se reveló que, quince años después de ser finalista del prestigioso galardón con El jardín de las dudas -el ganador de aquel año fue Mario Vargas Llosa-, Fernando Savater (San Sebastián, 1947) se hacía al fin con el premio mejor dotado de las letras hispanas. La novela de Savater, La Hermandad de la Buena Suerte, que el escritor había presentado bajo el título de La curva del Pardo y el seudónimo de Patricio, narra la historia de un hombre muy rico que contrata a unos mercenarios para encontrar a alguien que ha desaparecido.

Por otra parte, mucho había especulado la prensa en las últimas horas sobre el finalista, pero a la única conclusión a la que había llegado era que el sexo de los ángeles iba a ser rotundamente femenino. Ángela Becerra, la periodista Ángels Barceló y Ángela Vallvey sonaron con fuerza en las quinielas, pero fue ésta última quien se llevó el gato al agua y los 150.250 euros a la cuenta corriente.

Vallvey (Ciudad Real, 1964) concurrió al certamen con la novela por su novela Muerte entre poetas, que estaba oculta bajo el título ficticio de La inocencia de los bárbaros y presentada bajo el pseudónimo de Barfleur. En esta obra Vallvey recurre al personaje de un poeta que es además detective aficionado y que acude en Toledo a una reunión poética en la que conoce a grandes figuras de la lírica española contemporánea.

Recuerdo común. Los dos autores coincidieron en recordar al desaparecido editor José Manuel Lara al recoger su galardón. "Desde que quedé finalista del Planeta hace quince años él me insistía para que volviera a escribir, me llamaba para ver qué tal andaba y siento que esta noche no esté para que vea que al final, lo hice, que volví a escribir una novela", dijo Fernando Savater.

El escritor vasco dijo estar muy contento por el galardón recibido ("Cuando uno participa en un juego como éste, da gusto que la diversión que uno ha invertido le dé al final una satisfacción", dijo) y describió así su libro: "Es una novela de ficción. No se parece mucho a las cosas que se llevan ahora. No sale ni por asomo ni la Guerra Civil, ni la Guerra Mundial ni la de la Independencia. No salen ni la catedral de Barcelona ni la de Vitoria ni capillas ni ermitas. Es una novela de aventuras ambientada en el mundo de las carreras de caballos, que me fascinan".

Por su lado, Ángela Vallvey también recordó "al viejo Lara, que seguirá disfrutando de noches como ésta allá donde esté". La escritora aseguró que estaba segura de que, en el cielo, Lara estaría convenciendo a Jesucristo para que escribiera sus memorias. Vallvey, que dedicó el galardón a las personas que la iniciaron en los libros, sus padres y sus abuelos, realizó una defensa encendida de la lectura: "Allí donde hay un libro, allí, tarde o temprano, ronda un lector y donde hay un lector, hay esperanza. A mí los libros me han librado de dos experiencias catastróficas: la soledad y el aburrimiento", concluyó la escritora.

  • 1