jueves, 13 diciembre 2018
12:31
, última actualización
Deportes

Sevilla, reescribe tu propia historia

LA PREVIA. El equipo de Nervión afronta toda una final en Alemania. El 1-0 de la ida se antoja corto ante un rival muy duro. La delgada línea entre la gloria y el fracaso está en juego

el 26 feb 2015 / 10:27 h.

Reyes, con Emery al fondo y Vitolo detrás, ayer antes de volar a Alemania / Foto: Manuel Gómez Reyes, con Emery al fondo y Vitolo detrás, ayer antes de volar a Alemania / Foto: Manuel Gómez El campeón de la Europa League se enfrenta a una de esas noches en las que se alcanza la eternidad o se muere en el intento. Sólo es un dieciseisavos de final, pero el rival que tocó en suerte, el Borussia Mönchengladbach, y la experiencia del año pasado, en la que el conjunto de Nervión fue creciendo, y creyendo, conforme avanzaban las rondas hasta coronarse en Turín, hacen pensar que lo que se vivirá en Alemania, para bien o para mal, tendrá una tremenda influencia en el resultado final de la temporada para el Sevilla. La delgada línea entre la gloria y el fracaso comienza a escribirse hoy. En Nervión no se cansan de reescribir su propia historia, añadiéndole páginas de oro, no con menos borrones. El Borussia Park se merecerá un capítulo. Seguro. El gol de Iborra en el partido de ida (1-0) adquiere su verdadero protagonismo e importancia cuando el colegiado pite el inicio del choque en el estadio alemán, pues los hombres de Unai parten con una corta ventaja que, a la postre, puede ser definitiva. Nadie duda de que los locales saldrán al acoso y derribo de la portería sevillista, sabiendo siempre que un gol andaluz los dejaría al borde del abismo. Esa es la suerte, y a la vez puede ser la perdición, de un equipo al que administrar ventajas en las eliminatorias no suele dársele del todo bien. Es el Sevilla de Unai un pelotón acostumbrado a la épica. Cuando hay que tirar de mesura reaparecen los defectos, como en Anoeta, donde no se supo dormir una victoria que ya estaba hecha. Gusta más remontar al Oporto que aguntar con un 2-0 unas semifinales en Mestalla. Así es el actual Sevilla, un suicida al que le gusta jugar con la salud de sus fieles, aunque al final la historia suela terminar del mejor modo posible. Esta noche es cuando el actual campeón debe acreditar que es merecedor de tal honor y de que se vuelva a pensar en los sevillistas como firmes candidatos a quedarse con su corona, algo que ya se consiguió en Glasgow tras el éxito inaugural de Eindhoven. Ahora mismo no toca pensar ni centrarse en fichajes que no han llegado –por mucha falta que hiciera aunque se niegue desde la planta noble–, en jugadores lesionados que hoy no podrán vestirse de corto y que tienen en su currículum un acreditado prestigio en la competición (Beto y Mbia). Emery tendrá que plantear el encuentro con los hombres que han tenido que dar la cara en el mes más complicado de lo que llevamos de curso para los sevillistas. Cinco derrotas fuera de casa, la eliminación copera, una larga lista de lesionados... Demasiados argumentos en contra que incluso le han dado más relevancia a la cita alemana. Esos jugadores serán los mismos once que vencieron en la ida y pudieron con el Córdoba anteriormente en casa. El cansancio acumulado por tantos partidos tampoco podrá ser excusa a emplear. La élite tiene estos argumentos. Muy importante será el estado anímico y el propio nerviosismo que pueda vivir un Sergio Rico, que ha pasado de la cima a la sima sin detenerse. De héroe en la ida a vilipendiado por su mala mañana en Anoeta. A su corta edad y en un puesto tan específico está sometido a los rigores de la crítica exhaustiva. Vuelve a tener un examen de los importantes, de esos que pueden y van a marcar su futura carrera deportiva con el Sevilla, o en el equipo que sea. Al menos se volverá a la línea de cuatro más asentada, la que da seguridad y equilibrio al equipo. Con Reyes nuevamente sobre el césped y con un Bacca que está picado. Europa lo coronó y no quiere perder su reinado. VfL BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH: Sommer; Jantschke, Stranzl, Dominguez, Wendt; Kramer, Xhaka; Herrmann, Hazard; Raffael y Hrgota. SEVILLA FC: Sergio Rico; Aleix Vidal, Pareja, Carriço, Fernando Navarro; Reyes, Krychowiak; Banega, Iborra, Vitolo; y Bacca. Árbitro: Marijo Strahonja (Croacia). Estadio: Borussia Park. Hora: 19.00. TV: Gol T.

  • 1