Deportes

Si Nervión ruge, ellos vuelan

LA CONTRACRÓNICA. La afición vivió el choque con el corazón en un puño y no respiró hasta el pitido final. El equipo agradeció su apoyo ganando

el 20 feb 2015 / 10:13 h.

Aficionados del Sevilla en el partido europeo (Foto: Manuel Gómez). Aficionados del Sevilla en el partido europeo (Foto: Manuel Gómez). Si existía alguna duda acerca del potencial del Borussia Mönchengladbach, quedó despejada anoche en el Sánchez-Pizjuán. El Sevilla ganó 1-0 tras dejarse la piel frente a un equipo que dispuso de ocasiones clarísimas para marcar, pero que sucumbió ante el gol de Vicente Iborra. El tanto del valenciano premió el tremendo esfuerzo del conjunto de Unai Emery. Además de ganar, logró su objetivo de mantener la portería a cero después de más de minutos con el corazón en un auténtico puño. Así vivió la afición un partido que ?comenzó con un mosaico en el que no participaron los integrantes de Biris Norte. Las relaciones con el consejo de administración no son buenas en la actualidad y volvió a quedar de manifiesto durante el partido. Parte de la grada que estos aficionados ocupan incluso quedó vacía en algún momento de la noche. Los alemanes, en torno a 2.500 y felices por haber disfrutado de dos días auténticamente primaverales y de las bondades de una ciudad como Sevilla, se dejaron notar con sus cánticos... hasta la segunda parte, cuando el equipo de Emery marcó y puso contra las cuerdas al conjunto germano. La buena salida al césped del Sevilla tras el paso por vestuarios animó aún más a la afición y esa comunión de todo el estadio con los suyos apareció de verdad. El gol, además, convirtió el Sánchez-Pizjuán en una auténtica caldera. Quizá justo lo que se echó en falta en algunas fases del partido. Lo suyo sería que las diferencias entre los Biris y el club se limasen cuando la pelota no esté rodando, algo que el equipo agradecería. Si Nervión ruge, mejor que mejor. Ese rugido de la afición es precisamente lo que ha llevado lejos al Sevilla, lo que le ha dado fuerzas al equipo cuando éstas flaqueaban o, sencillamente, no le salían las cosas, y lo que de verdad motiva a los futbolistas. Unión y paciencia. Quizá éstos sean las mejores compañeras de viaje que pueda tener este Sevilla de Emery, a quien, por cierto, se criticó cuando sustituyó a Reyes. Diogo, autor del pase de gol a Iborra, terminó dándole la razón. Cosas del fútbol.

  • 1