domingo, 17 febrero 2019
15:17
, última actualización
Deportes

"¡Sí, sí, sí... la Copa ya está aquí!

Miles de sevillanos se echaron a la calle para recibir a los héroes del Camp Nou, que recorrieron la ciudad para compartir la Copa del Rey con todos los aficionados. "Nunca vi tanta gente", comentó asombrado Del Nido.

el 20 may 2010 / 18:05 h.

Los jugadores comparten la Copa con todos los sevillanos.

Una auténtica marea de aficionados dio la bienvenida, espectacular donde las haya, a los flamantes campeones de la Copa del Rey. El título conquistado por el Sevilla en el Camp Nou ante el Atlético de Madrid se vivió con auténtica pasión después del partido y también ayer, con miles de personas echándose a las calles para festejarlo. "Nunca había visto tanta gente", llegó a comentar José María del Nido. Sus palabras de asombro resumen perfectamente lo vivido el día después de conquistar el décimo gran trofeo.

Luciendo por todos lados la frase "Soñaremos eternamente", un autobús descubierto hizo las delicias de una afición que le acompañó en su recorrido desde el Sánchez Pizjuán hasta el corazón de Sevilla. Allí, tras pasar por Eduardo Dato, los Jardines de Murillo, la calle San Fernando y la Puerta de Jerez, donde hizo un alto para festejar el éxito con la gente y recordar a Puerta, el autobús llegó al Ayuntamiento. Alfredo Sánchez Monteseirín, alcalde de la ciudad, les recibió por sexta vez en su mandato.

En su discurso ante las autoridades locales, Del Nido agradeció el apoyo del sevillismo y prometió seguir brindando títulos a la ciudad. "Quiero quitarme simbólicamente el sombrero y descubrirme ante mi afición porque no se puede ser más grande, no se puede mostrar de una manera más clara la grandeza del Sevilla. Nos pusieron la final a mil kilómetros y había quien dudaba de que respondiera, pero 35.000 almas arroparon al equipo en el Camp Nou y demostraron que cada sevillano, cada sevillista, vale por tres", dijo el presidente.

Del Nido también quiso quitarse simbólicamente el sombrero "ante el equipo, porque cuando mi consejo y yo llegamos, atesorábamos cuatro títulos en 96 años de historia, y hoy tenemos diez". "Habéis escrito con letras de oro las páginas del Sevilla. Os estaremos eternamente agradecidos", dijo al plantel.

EL ALCALDE DE LOS TÍTULOS. En su discurso, el presidente destacó también la labor de la entidad y la revelancia de sus éxitos. "Es la segunda Copa de España que ganamos, como aquí se dice, en un ratito, demostrando que éste es un proyecto sólido, consolidado en el tiempo", señaló Del Nido, quien calificó a Sánchez Monteseirín como "el alcalde de los títulos".

Según dijo, "ningún grupo o asociación ha dado más gloria que el Sevilla". "Llevamos cinco años hartándonos de traer títulos y seguiremos viniendo en los próximos años", dijo para finalizar en un salón de actos a rebosar mientras los jugadores gritaban "es sevillista, el alcalde es sevillista" antes de lucir por un momento el ya famoso sombrero.

LA CIUDAD SALE GANANDO. Sánchez Monteseirín, por su parte, destacó la importancia de los hitos del club para la ciudad. "Tiene razón José María, y por eso, porque es la sexta vez que presido un acto de este tipo, estoy tentado a dejar los papeles a un lado y decir ya, sin demasiada preocupación por alguna inconveniencia, lo que es el sentir generalizado: el Sevilla siempre ha sido un club grande, tiene una gran historia, una gran solera... Es una parte importante de nuestra vida. Difícilmente podríamos entender nuestras relaciones sin la presencia del decano. Pero en los últimos años está demostrando también ser un grande donde hay que demostrar las cosas. La ciudad sale ganando con sus glorias. La ciudad no podía conformarse con sus luchas cainitas", dijo en alusión a la rivalidad local.

CLAMOR EN LA PLAZA NUEVA, ÉXTASIS EN NERVIÓN... Tras los discursos, los campeones ofrecieron la Copa desde el balcón del Ayuntamiento que da a la Plaza Nueva a los miles de aficionados que se agolpaban allí. Como no podía ser de otra forma, el sevillismo vibró con las palabras de su presidente, de Palop, de Antonio Álvarez, de Monchi, de Jesús Navas, de Diego Capel, de Kanouté, de Zokora...

El fin de fiesta tuvo lugar en la explanada de Gol Sur del estadio Sánchez Pizjuán, donde, entre bromas, banderas y bufandas y papelillos jugueteando por el aire, todos los protagonistas tuvieron su momento de gloria ante una afición absolutamente volcada y dichosa. El Himno del Centenario puso el colofón a una fiesta que se prolongó y que despide una temporada histórica para el Sevilla y los sevillistas.

LA AFICIÓN PIDE LA CONTINUIDAD DE ANTONIO ÁLVAREZ. La afición, al grito de "Antonio, quédate" cuando éste salió al balcón del consistorioLos miles de aficionados que se dieron cita en la Plaza Nueva pidieron, al grito de "Antonio, quédate", la continuidad del actual entrenador cuando éste salió a saludar desde el balcón. "Hermanos sevillistas: ha sido para mí un orgullo dirigir al equipo y llevarlo a lo máximo, que es meternos en la Champions y ganar la Copa. Nos habéis apoyado y por eso sois campeones", dijo el de Marchena.

CON LÁGRIMAS EN LOS OJOS. Emotivo recuerdo de Monchi a Puerta y mensaje de ánimo para Sergio Sánchez"Esta Copa se la debíamos a alguien, a don Antonio Puerta", reconoció el director deportivo con lágrimas en sus ojos desde el balcón. Monchi, además, quiso mandar un mensaje de ánimo a un futbolista del plantel: Sergio Sánchez. "Hemos ganado una Copa pero hoy otro de los nuestros a empezado a ganar otra: nuestro querido Sergio", dijo entre los aplausos de los aficionados.

  • 1