miércoles, 24 abril 2019
15:46
, última actualización
Local

Siete detenidos por robar la droga a otros traficantes

La Guardia civil registra siete pisos de madrugada, cuatro de ellos en el Polígono Sur, y se incauta de droga, dos armas cortas, munición y varios coches de lujo.

el 22 mar 2010 / 12:29 h.

TAGS:

Con siete registros de viviendas simultáneos, cuatro de ellos en el Polígono Sur, la Guardia Civil culminó la madrugada de ayer la investigación sobre un grupo de traficantes que robaban droga a otros narcos, y detuvo a siete personas en un tremendo operativo en el que participaron más de 150 guardias civiles, con apoyo de la Policía Autonómica, en la capital sevillana y las localidades de Pilas y Almonte (Huelva). Dos de los detenidos son jefes de clanes de las Tres Mil Viviendas, de 30 y 45 años, con amplios historiales a sus espaldas por tráfico de drogas. El desenlace llevaba un año macerándose porque, cuando se comenzó a investigar el robo de más de medio kilo de droga entre traficantes, la Guardia Civil dio con unos vendedores de cocaína de muy alto nivel y bifurcó las pesquisas.

Esa trama se desmanteló hace dos semanas al detener a nueve personas en la Operación Calentito, cuando trataban de llevar hasta la arrocería Los arroces de Sevilla, de Sevilla Este, 175 kilos de cocaína que hubieran transformado en más de dos millones de dosis. Entre los cabecillas, el dueño de la arrocería y dos prestigiosos cirujanos fetales.

Solventada esa parte, la Guardia Civil ha podido terminar la Operación Calentito 2, que comenzó en abril del año pasado, cuando al acudir a una denuncia por robo en un domicilio se localizó una furgoneta, aparcada en un garaje con las puertas abiertas y 20 fardos de hachís en su interior, con un peso de 640 kilos.

La Guardia Civil sospechó desde el principio de un robo de droga entre traficantes, y detuvo al dueño de la plaza de garaje, J.J.S.R., vecino de Pilas, por tráfico de drogas. Unos días después, una extraña agresión reafirmó esta teoría, al denunciar dos personas que habían sido retenidos para darles una paliza: una de ellas era el propio detenido, por lo que los investigadores sospecharon de un ajuste de cuentas por el robo de la droga, a lo que se unió que los denunciantes se contradecían al explicarse.

Al investigar este incidente, la Guardia Civil topa con la organización que introducía cocaína en Sevilla Este, procedente de Sudamérica, mientras se seguían atando cabos sobre los ladrones de droga, a los que además se investiga por robar la furgoneta, falsificar las matrículas, detención ilegal, amenazas y lesiones.

Con todos los participantes identificados, a las cinco de la madrugada de ayer se realizaron simultáneamente siete registros, en los que se detuvo a los dos cabecillas en el Polígono Sur y a otras cinco personas, informadores y contactos de la banda.
De esta forma, entre los siete detenidos ayer, los nueve de la primera parte de la operación y el dueño del garaje detenido al principio, la Guardia Civil ha realizado 17 arrestos y se ha hecho con pistolas, coches y droga.

'Cortaban' la droga con cemento blanco. En los pisos registrados, la Guardia Civil encontró pequeñas cantidades de droga de todo tipo: heroína, cocaína, hachís, kilo y medio de marihuana... y también cemento blanco y amarillo para para cortarla –adulterarla para reducir su pureza y así conseguir más beneficios–, entre otros útiles para su manipulación como balanzas o plásticos.También se han intervenido dos armas cortas del calibre 45 y munición de diferentes calibres y varios vehículos de gran cilindrada, incluido un todoterreno. La operación, que ha sido dirigida por el Juzgado 1 de Sanlúcar la Mayor, ha contado en su vertiente sevillana con la colaboración de la Policía Autonómica, conocedora de los entresijos del Polígono Sur. 


  • 1