miércoles, 23 enero 2019
23:46
, última actualización
Jóvenes al día

SimPix, la nueva aplicación para android que desafía a mentes ingeniosas

Cristian López y Miguel Manuel Martín han creado una ‘app’ que ha recibido más de 1.100 descargas en 21 países diferentes en sólo una semana

el 29 oct 2014 / 17:13 h.

Imagen Imagen sala1a copiaSimPix es un videojuego de ingenio que consiste en un puzle con varias modalidades que hace pensar al jugador y busca su habilidad para resolver rompecabezas. Se trata de un tablero con varios cuadros de diferentes tonalidades que hay que ir tocando para que cambien de color hasta conseguir que todo el tablero tenga el mismo. SimPix es una app para teléfonos móviles android y tabletas que ha sido desarrollada por dos jóvenes ingenieros del ICAI (Instituto Católico de Artes e Industrias) de la Universidad Pontificia Comillas: Cristian López y Miguel Manuel Martín. Estos jóvenes emprendedores acabaron sus estudios de ingeniería el pasado mes de junio. Desde entonces han trabajado en este videojuego que supone su debut como desarrolladores de aplicaciones móviles y que en menos de una semana ha sido descargado por más de 1.100 usuarios de teléfonos móviles en un total de 21 países diferentes. La idea de crear una aplicación surge meses atrás, durante el último año de carrera: «En un descanso entre clases empezamos a comentar la idea de crear una app para el mundo del videojuego», comentan los compañeros. Miguel señala que contaba con la experiencia de su proyecto fin de carrera, en el que ya desarrolló una aplicación innovadora para poder controlar una vivienda desde el propio teléfono móvil. Aunque la aplicación ha sido desarrollada entre los dos, comentan que cada uno se ha volcado más en su especialidad. Miguel ha sido el encargado de hacer la programación del software del videojuego, debido a su profundización en ingeniería electrónica, mientras Cristian se ha dedicado de la parte de diseño gráfico gracias a su formación en ingeniería industrial mecánica. «Sólo tuvimos que unirnos y decidir que no fuera demasiado complicado. Bastó con hacer los bocetos sobre el papel y llevarlo al ordenador. Juntos nos hemos ayudado mutuamente para crear un juego que nos convenciera a los dos», plantean. La categoría de juego es el puzle, y cuenta con dos modos diferentes: por un lado el modo clásico, en el que se pueden resolver varios niveles. «Es un rompecabezas en estado puro, un reto para cualquier jugador», resaltan. El siguiente es el modo desafío, aquí más que la lógica se persigue la habilidad del jugador. «Se tiene un tiempo limitado y más que resolver el puzle se trata de conseguir una puntuación», aclaran los creadores de esta aplicación. Comentan que no necesitaron materiales especiales o soportes extraordinarios para programar, utilizaron todos los medios con los que contaban y utilizaron sus casas familiares como lugar de trabajo. «Lo que sí hemos necesitado es ayuda entre nuestros amigos, bien para recabar ideas para el videojuego o para su difusión», aseveran los programadores. Decidieron diseñar en android en lugar de iPhone porque este sistema es compatible con un mayor número de dispositivos, además de ser más barato: «Para subir cualquier aplicación a android sólo es necesario pagar una tasa en concepto de licencia a Google, que sólo se paga la primera vez que haces una subida y que está en torno a 25 dólares. Para iPhone son 100 dólares al año». SimPix es una aplicación gratuita abierta a la descarga libre para todos los usuarios. Para ingresar dinero con estas aplicaciones hay varias vías, una de ellas es poner precio a la descarga (los costos oscilan entre los 0,75 céntimos y un euro), o también ofrecer una parte gratis y pagar por acceder a la versión completa. Existe otra opción para generar ingresos que es la usada por Cristian y Miguel, optar por la publicidad, que iría alojada dentro de la aplicación y que sería ofrecida por ellos mismos a las agencias de publicidad. «Siempre se intenta que la publicidad aparezca lo mínimo posible para que no moleste al jugador», plantean los creadores. «No nos importa demasiado el tema de los ingresos, no lo hemos hecho por eso, lo que queremos es que el juego le guste a la gente y sea bien acogido», aclaran. Cristian y Miguel están muy contentos con el resultado de su trabajo: «Teníamos altas expectativas, pero es un mundo difícil. De momento no se puede hablar de éxito, pero en menos de una semana está siendo descargado por mucha gente. Además está sido bien recibido, y está cosechando buenas críticas». Entienden su propia iniciativa como emprendimiento, ya que ahora mismo están tanteando el terreno en el que les gustaría desarrollarse de forma más profesional. «Es fácil entrar en el mundo de la creación de videojuegos, lo difícil es promocionar y creer en él. Queremos hacer un análisis de los resultados, aprender y ver cómo evoluciona el juego, tenemos claro que esto nos gusta y queremos dedicarnos a ello», concluyen.

  • 1