miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Deportes

Sin pólvora el día de los fuegos

El Betis, pese a buscar siempre la victoria, sólo pudo hacer un gol en Salamanca, a la postre insuficiente para ganar un partido crucial. 

el 13 jun 2010 / 20:56 h.

El Betis deberá esperar hasta la última jornada para conocer su suerte, después de que ayer pasara de verse en Primera a marcharse cabizbajo tras empatar con el Salamanca y asistir a la victoria in extremis del Hércules. Frente a un rival que jugó a verlas venir esperando hacer daño a balón parado o al contragolpe, el conjunto verdiblanco tuvo siempre la iniciativa, arriesgó y buscó más el gol, pero sólo marcó uno; tantos como el Salamanca.

El de ayer era un día de fuegos artificiales para celebrar el ascenso, un día en el que no se podía fallar y en el que, si no se lograba matemáticamente el objetivo, al menos había que ganar el partido para llegar a la última jornada dependiendo de uno mismo. Sin embargo, el Betis se quedó sin pólvora, en una sucesión de intentos más o menos inteligentes por llegar al área y sentenciar el partido... que sólo se tradujeron en un gol.

Nacho -dos claras ocasiones al inicio del choque- y Capi, sacando coraje hasta el final para dar ideas al ataque, fueron prácticamente los dos únicos argumentos del Betis en la zona donde se deciden los partidos. Pavone no apareció y Sergio García pagó su inactividad. Tampoco Jonathan Pereira estuvo fino cuando salió. Sin pólvora era muy difícil y sólo una acción individual invitaba a soñar. Odonkor la firmó. Pero no bastó.

  • 1