viernes, 14 diciembre 2018
03:59
, última actualización
Local

Sin reglas a la sombra del poder

La cinta narra la historia de un hombre que llegó a ser el más poderoso de los EEUU gracias a que durante casi 50 años dirigió el FBI.

el 27 ene 2012 / 12:31 h.

TAGS:

Esta semana llega a las carteleras españolas la película J. Edgar dirigida y producida por uno de los nombres más importantes en la historia del cine contemporáneo: Clint Eastwood. El filme cuenta con Leonardo DiCaprio como protagonista, encarnando al líder del FBI, acompañado por un reparto de figuras como Naomi Watts, Judi Dench y Josh Lucas, entre otras.

A lo largo de su vida, J.Edgar Hoover llegó a ser el hombre más poderoso de Estados Unidos. Durante sus casi 50 años como director del FBI (Oficina Federal de Investigación), no hubo nada que le impidiera proteger a su país. Hoover sobrevivió a ocho presidentes y a tres guerras, luchando contra amenazas reales e inminentes y saltándose las reglas a menudo con el fin de mantener a salvo a sus compatriotas. Sus métodos eran tan despiadados como heroicos, siendo la admiración del mundo su premio más codiciado y a la vez el más difícil de alcanzar.

Hoover era un hombre que daba mucha importancia a los secretos, especialmente a los de los demás, y que no temía usar esa información para ejercer autoridad sobre las figuras líderes de la nación. Comprendiendo que el conocimiento es poder y que el miedo representa oportunidad, utilizó ambos elementos para ganar una influencia sin precedentes y construirse una reputación que era tan formidable como intocable.
Preservaba su vida privada igual que la pública, permitiendo solo a unos cuantos formar parte de su pequeño y custodiado círculo de confianza. Su compañero más cercano, Clyde Tolson, también era su amigo más fiel. Su secretaria, Helen Gandy, quizá la persona que mejor conocía sus planes, fue leal hasta el final y más allá. Únicamente le abandonó su madre, quien fue su inspiración y su conciencia, y cuya muerte destrozó a un hijo que siempre buscó su amor y su aprobación.

A través de los ojos del propio Hoover, J. Edgar explora la vida y las relaciones públicas y privadas de un hombre que podía distorsionar la verdad con la misma facilidad con la que la defendió durante una vida dedicada a su propia idea de la justicia, a menudo dominada por el lado más oscuro del poder.

A pesar de que esta producción no ha logrado ni una sola candidatura para los Oscar, cuenta con un buen número de estatuillas en sus títulos de crédito. El ganador de un Oscar Clint Eastwood ha dirigido el guión del también oscarizado Dustin Lance Black (Milk). Y DiCaprio, que no competirá en esta edición, sí estuvo nominado por Origen o El aviador.

El reparto de J. Edgar también cuenta con la nominada al Oscar Naomi Watts (21 gramos) como Helen Gandy, la secretaria de Hoover de toda la vida; Armie Hammer (La red social) en el papel del protegido de Hoover, Clyde Tolson; Josh Lucas (El inocente) encarnando al legendario aviador Charles Lindbergh, quien perturba la imagen pública del FBI tras el caso del secuestro de su hijo; y la ganadora de un Oscar Judi Dench (Shakespeare in Love) como la madre sobreprotectora de Hoover, Annie Hoover.
Detrás de las cámaras, Eastwood reunió a algunos de sus colaboradores de siempre: el director de fotografía Tom Stern, el director de producción James J. Murakami, los editores Joel Cox y Gary D. Roach y la diseñadora de vestuario Deborah Hopper.

  • 1