Deportes

Sin sorpresa pero con fiesta

CRÓNICA. Los verdiblancos se despiden de la competición del KO con la cabeza alta. Plantaron cara a uno de los mejores equipos del mundo. Pese a la derrota, San Pablo se entregó al Betis. (VÍDEO)

el 17 dic 2014 / 01:02 h.

El Betis FSN no pudo seguir con su racha triunfal en la Copa y cayó en cuartos de final ante ElPozo Murcia por 2-9. Desde el minuto uno quedó patente cuál era el contendiente que había librado más batallas de altura. Pese a que Paco dispuso de  una ocasión al principio del choque, la primera parte no tuvo color. ElPozo impuso su ley y desarmó a un Betis errático y nervioso. No se había llegado al minuto tres cuando los pimentoneros se adelantaron en el marcador a la salida de un córner. Adri marcaba gracias a un fuerte lanzamiento desde la frontal del área ante el que poco pudo hacer Juan Varela. A los de Vidal les costaba crear juego, por la inexperiencia en las grandes citas y sobre todo por la calidad del rival. El técnico movió el banquillo, pero las permutas no surtieron efecto y el dominio siguió siendo visitante. Las pérdidas de balón se sucedían en el bando verdiblanco propiciando claras ocasiones para ElPozo que a los siete minutos logró el segundo gol de la misma factura que el primero. Un lanzamiento lejano se colaba en la meta de Varela que sólo pudo contemplar cómo entraba la pelota en su portería. Vidal pidió tiempo muerto para intentar buscar soluciones, pero no las encontró. La historia se repitió a los 10 minutos. Un nuevo lanzamiento desde la frontal, esta vez de Campos, sorprendía a Varela que pese a los tres tantos encajados, fue el mejor de su equipo en la primera mitad. Sus intervenciones y los palos impidieron que el partido quedara sentenciado antes del descanso. Con el 0-3 ElPozo levantó el pie del acelerador y el Betis pareció encontrar el aplomo necesario para intentar revertir la situación. Wallace y Migo probaron fortuna ante la meta contraria pero no encontraron premio alguno. Así se llegó al final de un descafeinado primer acto marcado por los nervios de un Betis que nunca encontró el norte. En fútbol sala tres goles no son nada y con la ilusión de remontar iniciaron los verdiblancos la segunda parte. Dicha ilusión se esfumó en el primer minuto ya que los murcianos lograron el cuarto, de nuevo tras un lanzamiento lejano de Bebe, pero esta vez con la atenuante de que el esférico golpeó en un defensor local. Sólo dos minutos después llegó el quinto obra de nuevo de Raúl Campos que volvió a perforar la portería de Varela con un fuerte lanzamiento. El Betis quiso quemar sus naves y Vidal jugó a la ruleta rusa del portero jugador. La apuesta le salió bien ya que Paco, el pichichi de la Segunda B, logró acortar distancias en el marcador y Migo de penalti hizo el segundo tanto bético que llevó a las gradas el grito de ‘Sí se puede’. Quedaba un mundo por delante y la esperanza volvió a renacer entre la afición que nunca dejó de animar. Conforme avanzaban los minutos, el Betis se quitó los complejos y empezó a recordar al que dejó en la cuneta al Levante y al Jaén en esta misma competición. ElPozo ya no llegaba tanto y las ocasiones cambiaron de área. El amago de remontada fue frenado en seco a los 13 minutos cuando Álex hizo el sexto para su equipo. Vidal volvió a tirar de portero jugador y Wallace pudo acercar de nuevo a su equipo en el marcador, sin embargo, una nueva pérdida de balón propició el séptimo tanto que enmudeció al graderío y convertía la remontada en un milagro que, como suele pasar ante un equipo de este nivel, no se acabó produciendo. Al Betis sólo le quedaba agradar a sus aficionados e intentar maquillar los guarismos del luminoso. Migue a punto estuvo de lograr el tercero para su equipo, pero ElPozo no estaba para juegos y en un minuto logró dos tantos con los que se ponía fin a la bonita aventura copera de los verdiblancos.

  • 1