domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

Sólo un año se defendió mejor

El gol de Manu del Moral al Barcelona ha convertido al Sevilla en el equipo menos goleado de la Liga y a Palop, su portero, en el Zamora provisional. Sólo en la temporada 2005/06, con Juande Ramos al frente, había encajado menos goles tras sus doce primeros compromisos ligueros.

el 15 sep 2009 / 18:53 h.

TAGS:

El gol de Manu del Moral al Barcelona ha convertido al Sevilla en el equipo menos goleado de la Liga y a Palop, su portero, en el Zamora provisional. Sólo en la temporada 2005/06, con Juande Ramos al frente, había encajado menos goles tras sus doce primeros compromisos ligueros.

Llevar únicamente ocho tantos en contra a estas alturas no es nada habitual en el Sevilla. De hecho, sólo hay un registro mejor en toda la historia del club. Lo consiguió el Sevilla de Juande Ramos en la temporada 2005/06. Por entonces, tras los doce primeros encuentros de Liga había recibido seis goles, dos menos que ahora. Pese a ello, su bagaje de puntos era inferior al actual (20, por los 24 de esta campaña) y el conjunto nervionense ocupaba el séptimo puesto de la tabla, a un punto de la Liga de Campeones, mientras que en la actualidad el Sevilla es quinto, empatado a puntos con el cuarto clasificado.

El equipo de Manolo Jiménez comparte el segundo mejor registro de goles en contra de la historia del club a estas alturas de temporada con el Sevilla que dirigió Vicente Cantatore en la 1990/91. Era el Sevilla de los Unzué, Diego, Martagón, Prieto, Rafa Paz, Carvajal, Polster... y Jiménez, entonces integrante de un plantel que miraba la clasificación desde el tercer puesto, con el Barcelona y el Logroñés como únicos rivales por encima. Pese a su buen inicio, al final acabaría ocupando el octavo puesto de la clasificación tras una segunda vuelta en la que perdió fuelle y al final le terminó dejando fuera de la competición continental.

Registros prácticamente similares al actual se dieron en tres temporadas: 1982/83, 1984/85 y 1993/94. Manolo Cardo fue el técnico que estuvo al frente del equipo en las dos primeras. Con doce jornadas disputadas, sólo encajó nueve goles, tanto en una campaña como en otra. Era el Sevilla de Buyo, Nimo, Serna, Sanjosé, Antonio Álvarez, Francisco, Juan Carlos, Montero, Pintinho, Blanco, López, Magdaleno, Santi y otros tantos ilustres. La clasificación para la Copa de la UEFA como quinto clasificado fue el premio a la campaña 82/83, quedándose sin premio la 84/85.

Casi una década más tarde, en la 93/94, el Sevilla, dirigido por Luis Aragonés, llevaba también nueve goles encajados tras las doce primeras jornadas del campeonato. Y lo más importante de todo: ocupaba el primer puesto de la clasificación merced a sus seis victorias, cuatro empates y dos derrotas, que le permitían sumar 16 puntos (entonces se premiaba con dos cada partido ganado). Al término del ejercicio, sin embargo, el Sevilla ocupó el sexto puesto de la clasificación. La base de aquel equipo era muy parecida a la que tenía el de Cantatore en la 90/91, pero ahora con la presencia de futbolistas como Soler, Marcos, Suker, Moya, Simeone, Ferreira o Cortijo.

De todo este análisis se extrae una conclusión: exceptuando la campaña 05/06 con Juande al frente, hay que retroceder en el tiempo un mínimo de quince años para ver un Sevilla que defendiera mejor a estas alturas. La cuestión es que esto no quede en una anécdota, sino que se convierta en costumbre y dé los frutos deseados.

  • 1