domingo, 16 diciembre 2018
17:59
, última actualización
Local

"Somos un modelo de Universidad adecuado para estos tiempos"

Los dos candidatos al Rectorado contestan mediante cuestionario a las preguntas de El Correo. Ayer se abrió el plazo para presentar candidaturas.

el 30 abr 2012 / 20:46 h.

TAGS:

Vicente Guzmán.

¿Por qué este paso?

Precisamente por la que está cayendo. Ahora es más visible dado que la crisis golpea también a las Universidades pero hay que recordar que han sido sometidas a una transformación brutal en menos de dos años, realizada de forma apresurada y, sobre todo, a "coste cero", es decir, recayendo sobre profesores, gestores y estudiantes. Queremos demostrar que es posible hacer una gestión pública adecuada, responsable y que revierta en la sociedad.

 ¿Cómo calificaría lo sucedido en los últimos meses en la Universidad? ¿Cómo evaluaría la actuación de este rector?

Lo primero es mostrar un absoluto respeto al actual rector, Juan Jiménez, y añadir que en su gestión ha habido errores, algunos muy importantes, pero también aciertos. Mi opinión es que era necesario forzar un cambio en la dirección. Diversas circunstancias habían minado la capacidad de reacción del rector y su fuerza para afrontar y eliminar los problemas. Pero también creo que un rector merece la oportunidad de una salida digna, tanto por él como, sobre todo, por la institución. Por ello entiendo que no se ha elegido el modo adecuado para lograr el cambio.

¿Cree que este proceso ha debilitado a la Olavide?

La Olavide es una Universidad pública que ha demostrado, sobradamente, ser innovadora en la puesta en marcha de titulaciones, que ha demostrado dar una buena preparación a sus estudiantes, que dispone de un enorme capital humano, con mucho talento, con mucho esfuerzo desarrollado, pocas veces reconocido, tanto en profesorado como en PAS, con unos estudiantes que son aplicados y responsables. Yo creo que somos un modelo de Universidad adecuado para estos tiempos y tenemos que hacernos valer aprovechando el impulso de las cosas buenas y cambiando las malas que nos han limitado. 

¿Qué repercusión tendrá la subida de las tasas?

Es negativa y hay que dar la batalla para que no suceda así. Y esa batalla lo es, desde luego, por la necesaria financiación, pero sobre todo lo es por lo que de injusto tiene para las personas que quieren acceder a estudios universitarios. Puede entenderse, dentro de ciertos límites, que se incrementen las tasas por segundas o sucesivas matrículas, pero no en la primera matrícula donde todavía no se sabe cuál es el rendimiento del estudiante. En el posgrado, el incremento de tasas implica que la mayoría de los masteres universitarios oficiales se sitúen cerca de los 5.000, lo que va a dejar a mucha gente fuera.

 

  ¿Pedirá a la Junta modificar el sistema de financiación para que no se prime solo el número de alumnos?

 El número de alumnos como criterio de financiación debería ser compensado con más peso de otros criterios.

 ¿Teme que haya poca participación en las elecciones y que por ello su legitimidad se vea dañada?

Esa participación tan justa, por no decir escasa, de las elecciones del año pasado se explican por el hecho de que concurriera un único candidato que, ya en esos momentos, generaba dudas sobre su gestión. Estas elecciones son diferentes. Creo que la comunidad universitaria sabe de su importancia y estoy convencido de una alta participación. 

¿Qué puede prometer a la comunidad universitaria de la Olavide en este momento?

No creo en el lenguaje político de las promesas. Lo que explicaré es lo que va a hacer esta candidatura, este grupo de personas, en caso de obtener la victoria. Y todo gira alrededor de las personas, del factor humano y de su valor para superar las crisis. El rector y su equipo actuarán con cercanía, transparencia y participación. 

  • 1