domingo, 17 febrero 2019
12:54
, última actualización
Deportes

Sudáfrica, la ventaja de jugar en casa

La selección de Sudáfrica, la anfitriona, ha obtenido el pasaporte del Mundial por decreto, y pese a ser el segundo peor equipo mundialista según el ránking FIFA, aspira como mínimo a llegar a los cruces, como hasta hoy han hecho todas las selecciones anfitrionas.

el 09 jun 2010 / 10:35 h.

FICHA TÉCNICA

Entrenador: Carlos Alberto Parreira (Brasil)

Capitán: Steven Piennar (28 años, Everton)

Palmarés: Campeón de la Copa Africana de Naciones en 1996

 

 

A las órdenes del técnico brasileño Carlos Alberto Parreira ha crecido en los últimos meses la ilusión de una afición que ha visto como los 'Bafana Bafana' (los muchachos en idioma zulú) han conseguido encadenar diez partidos internacionales sin conocer la derrota.

Parreira llegó a finales de 2009 como salvavidas para sustituir a su compatriota Joel Santana, con el que el los 'Bafana' cuajaron una respetable actuación en la Copa Confederaciones tras poner contra las cuerdas a selecciones como Brasil o España, pero cuyo rendimiento cayó en picado desde entonces y hasta la llegada del nuevo técnico.

Se trata de la segunda etapa de Parreira al frente del equipo sudafricano, al que ya dirigió, con resultados modestos, entre enero de 2007 y abril de 2008.

El técnico brasileño es la principal estrella de Sudáfrica, no en vano este será su sexto Mundial después de haber dirigido a Kuwait en 1982, a Emiratos Árabes Unidos en 1990, a Brasil en 1994, con la que se proclamó campeón, a Arabia Saudí en 1998, y de nuevo al equipo "canarinho" en 2006.

Sin embargo, la polémica ha rodeado al entrenador a las puertas del Mundial después de que haya dejado fuera de la lista de 23 internacionales al delantero del West Ham Benni McCarthy, máximo goleador del equipo y segundo jugador con más partidos internacionales, pero que se incorporó con sobrepeso.

Sin el ariete de Ciudad del Cabo, ex campeón de Europa con el Oporto de Mourinho, la responsabilidad de ver puerta recaerá en Bernard Parker, del FC Twente holandés, y sobre todo en Katlego Mphela, de los Sundowns, y al que Parreira parece situar como primera opción de su once ideal.

Sin embargo, ausente McCarthy, la gran estrella de los 'Bafana Bafana' será Steven Pienaar, el volante del Everton, que con Sudáfrica jugará de diez y con total libertad de movimientos.

Equipo tosco en ocasiones, Sudáfrica llega con tres meses de concentración durante los que Parreira ha tratado de inculcar a sus hombres una filosofía de juego que escape del contacto físico y que apueste por bajar el balón al suelo para tocar y tocar hasta abrir y aprovechar huecos en las defensas rivales.

Con ese fútbol, unido a la capacidad física de sus incansables jugadores, Sudáfrica ha obtenido resultados interesantes ante equipos que, si bien no disputarán el Mundial, sí cuentan con tradición y nombres notables, como Bulgaria (1-1) o Colombia (2-1).

Sudáfrica cuenta además con la nada desdeñable ventaja de jugar en casa, en un país que vive el fútbol con una intensidad impresionante y cuyos aficionados aturden desde la grada a los rivales con el atronador rugido de las "vuvuzelas", unas trompetas de plástico que no dejan de soplar durante los 90 minutos.

Alejada de las competiciones internacionales durante años como respuesta al régimen segregacionista del "apartheid", Sudáfrica sólo cuenta hasta hoy con dos participaciones mundialistas, en Francia 1998 y Corea y Japón 2002, eliminada en ambas al terminar tercera la fase de grupos.

En Francia perdió por 3-0 ante el equipo anfitrión y empató luego ante Dinamarca (1-1) y Arabia Saudí (2-2), mientras que en Corea igualó con Paraguay (2-2), ganó a Eslovenia (1-0) y perdió por 2-3 ante España, por lo que completa una serie de un triunfo, tres empates y dos derrotas, con ocho goles a favor y doce en contra en el conjunto de las dos fases finales disputadas.

El de Sudáfrica puede ser la gran oportunidad de los 'Bafana', que parten como cabeza de serie del exigente grupo A, donde también están México, contra la que debutará en el partido inaugural el 11 de junio, y dos selecciones campeonas del mundo como son Uruguay y Francia.

  • 1